En Caracas ultiman detalles para la Beatificación del Dr. José Gregorio Hernández (+video)

Aida Salazar-

el Globo News/

MIAMI. – En la ciudad capital de Venezuela se ultiman los preparativos para la Beatificación del Dr. José Gregorio Hernández, una ceremonia anhelada y esperada durante años por quienes veneran “al médico de los pobres”, al “siervo de Dios” y que se hará realidad este 30 de abril.

A través de la cuenta oficial en Twitter de la Arquidiócesis de Caracas @ArquiCaracas, se dieron a conocer los detalles de cómo va el montaje logístico en la Iglesia San Juan Bautista de La Salle, al norte de Caracas, donde será la Ceremonia de Beatificación.

En las imágenes se puede observar al Cardenal Baltazar Porras supervisar cada detalle.

La Iglesia San Juan Bautista de La Salle es un templo de arquitectura moderna, Consagrada en agosto de 1964, y está ubicada en las instalaciones del Colegio La Salle, cerca de la Cota Mil, a los pies del Ávila.

Altar Mayor de la Iglesia San Juan Bautista de La Salle

Este fin de semana se realizaron pruebas de iluminación y sonido para la Ceremonia de Beatificación, que será presidida por el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado Vaticano, el Nuncio Apostólico en Venezuela Mons. Aldo Giordano, el Cardenal Baltazar Porras, Administrador Apostólico de la Arquidiócesis de Caracas y el Cardenal Emérito de Caracas Jorge Urosa Sabino.

El Cardenal Porras junto a Albe Pérez, Coordinadora Nacional de la Comisión de la Beatificación informaron a la prensa los detalles de la ceremonia, prevista para el 30 de abril a las 10:00 am. hora de Venezuela.

Informaron que el aforo será limitado, por razones de la pandemia de Covid-19 pero podrá ser acompañada y vista a través de los medios de comunicación social gracias a la señal matriz de VALE TV.

José Gregorio Hernández, el científico detrás del Beato

Numerosas y admirables son las virtudes humanas, cristianas y ciudadanas que mostró José Gregorio Hernández a lo largo de su vida. Ya fallecido, son incontables los testimonios de quienes aseguran que fueron sanados de alguna enfermedad, o salieron airosos de la cirugía gracias a su intercesión ante Dios –o por su intervención directa-. Pero muy pocos son los que conocen al ilustre, al brillante venezolano que fue como doctor, profesor y científico.

Dr. José Gregorio Hernández ejerciendo la medicina

Fue uno de los profesionales más avanzados de su época; de pensamiento profundo, inquieto y acucioso cuando de investigar se trataba; de dedicación, rectitud y sencillez en el conocimiento científico que debía impartir en las aulas y laboratorios de la Universidad Central de Venezuela (UCV) muy joven aún.

“Fue José Gregorio Hernández no solo el fundador de la medicina experimental en Venezuela, sino también el profesor sabio y con gran intuición pedagógica, el filósofo perspicaz y valiente, el profesional abnegado y adornado con la aureola de una caridad conmovedora y con eso que se ha dado en llamar ojo clínico y el hombre de fe que supo encajar su vida en los moldes de elevadísima virtudes” aseguró el doctor Ambrosio Perera Meléndez, fundador e individuo de número de la Sociedad de Historia de la Medicina (SVHM).

Oriundo de Isnotú, en el estado Táchira, José Gregorio Hernández fue un alumno destacado en su paso por la Escuela de Medicina de la UCV, donde se graduó con honores como “Doctor” a los 24 años de edad. Tenía un excelente dominio del inglés, francés, italiano y portugués, además del extinto latín.

Fue el fundador en Venezuela de tres disciplinas médicas: la Histología normal, la Patología, Bacteriología y Fisiología. Además, fue el primero en establecer y administrar el primer laboratorio de investigación en el campo de la medicina.

Como vemos el doctor José Gregorio Hernández se destacó en múltiples facetas, siendo la más recordada su dedicación a los más necesitados, a quienes llevó la medicina y palabras de aliento en momentos difíciles.

Hoy cuando Venezuela y el mundo atraviesan por una pandemia, que ha diezmado a la humanidad, la Beatificación del Dr. José Gregorio Hernández es un rayo de luz y de esperanza para quienes lo veneran, no solo en Venezuela sino fuera de sus fronteras.

fotos cortesía