En USA, venezolanos se las ingenian para hacer llegar ayuda a sus familiares

Nelly Bustamante / el Globo News/

DORAL FL. – Muchas familias han logrado mantenerse a flote con la ayuda de sus familiares que están en el exterior. Las remesas y los envíos que llegan mensualmente desde Estados Unidos son la “tabla de salvación” de los venezolanos que a diario se enfrentan a la hiperinflación que afecta al país desde hace ya varios años.

Alrededor de 6 millones de venezolanos han emigrado debido a la difícil situación, siendo USA el mayor receptor de esa población. Cifras recientes indican que en la Florida residen aproximadamente 800 mil venezolanos, cantidad que se ha incrementado en los últimos 5 años.  Pero es la comunidad de venezolanos con más tiempo radicada en el exterior. 

  La mayoría envía ayuda a los suyos en varias partes del país.

ELSA MARTÍNEZ, residente de Doral, indicó, en comunicación con El Globo News que, permanece en contacto con su mamá en Caracas: “siempre le envío una caja con medicamentos naturales y otros artículos que no encuentran allá, también le envío dinero a través de una amiga que me hace el favor. Venirme a Miami marcó un cambio para mi familia en Venezuela”, dijo. 

Alfredo Medina (Charlotte)

ALFREDO MEDINA, oriundo de Mérida, y quien presta el servicio de LYFT y UBER, se mostró muy satisfecho con la ayuda que manda todos los meses a su casa en Valles del Tuy (población cercana a Caracas): “Oye, yo me fajo diariamente con mi ‘Corolla’ por la ciudad, y gracias a este trabajo, estoy enviando a mi gente, y con lo de la pandemia he tenido que mandar más. Ellos están ‘tranquilos y sin nervios’, sobre todo mi padre que es mayor y está retirado”, comentó Medina, desde Charlotte (North Carolina).   

Tomando un café en ‘El Arepazo’ en la 58 ST. de Doral nos encontramos con FREDDY DELGADO, conocido popularmente como ‘el gocho’, se expresó con mucha alegría: “Te declaro, pero no quiero fotos…. Yo estoy enviando todos los meses a la familia en Valencia, mis hermanas y mi mamá, más o menos unos 120 dólares en productos. Muchas veces les envío ‘dinerito’, y están bien. Lo que pasa es que la cosa está muy difícil en Venezuela, y todos los días suben los precios, por eso cada vez envío más…   y ahí vamos”, manifestó Delgado.

Desde otras ciudades de Estados Unidos los criollos envían ayuda a sus familiares en Venezuela. Tal es el caso de CÉSAR PÉREZ, quien vive en New Jersey, pero trabaja en Nueva York.

César Pérez (Nueva Jersey)

“Religiosamente le envío a mi mamá en Caracas una caja con medicinas, alimentos, y otros productos que son de difícil acceso en Venezuela por los costos. Hace poco le envié un microondas, que allá están carísimos. Aunque el flete sale a veces un poco caro, lo pago con gusto porque sé que a mi mamá no le faltará nada. En cuanto al dinero le vendo los dólares a unos amigos allá y ellos se lo hacen llegar a mi mamá en bolívares para que puedan hacer sus compras”.

VICTORIA DUQUE, es otra venezolana que vive en Manhattan, ella también aporta a sus familiares que están en Maracay, estado Aragua. “Yo envío el dinero a uno de mis hermanos y él a su vez se encarga de hacer las compras por bultos allá en Venezuela (harina pan, azúcar, café, aceite, granos, charcutería, arroz y pasta) luego hacen “combos” y se lo entrega a cada uno de los hermanos. Me gustaría poder darles más porque sé que la están pasando mal en Venezuela, pero se hace lo que se puede”.

Así, los venezolanos se las ingenian para hacer llegar la ayuda a sus familiares desde Estados Unidos y otros países, porque la hiperinflación es galopante e imparable.

Nuestro próximo artículo:

Exitosa recaudación del Programa de Ayuda Humanitaria para Venezuela, en su RUTA 13.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.