En Venezuela casi un 60% de los pagos se hacen en dólares

El Globo News/

CARACAS. –La imparable inflación que vive Venezuela ha llevado a la inevitable dolarización de facto que se vive en el país, pese a los de años de críticas y rechazo a la divisa estadounidense por parte de las autoridades venezolanas, en defensa a ultranza del bolívar -moneda nacional- que se encuentra en los niveles más bajos.

Sin otra alternativa viable, el Gobierno venezolano se ha visto obligado a rendir el bolívar a los pies del dólar y a aceptar la divisa norteamericana como el menor de los males, al considerarla una “válvula de escape” que aporta a la “recuperación y despliegue” de las fuerzas productivas, ante la asfixia económica que vive el país.

La rendición, reconocida por el gobierno ya en noviembre de 2019, allanaba el camino para lo que vendría unos meses después y preparaba a los venezolanos para lo que fue, para la gran mayoría, una mala noticia: la venta de gasolina, cuyo sector gestiona el Gobierno, en dólares.

Pago en dólares, factura en bolívares

La dolarización sin control en Venezuela ha llevado a situaciones tan atípicas como incomprensibles, como la exigencia del Gobierno de pagar la gasolina en dólares, pero sin posibilidad de recibir factura o justificantes en divisa, sino en bolívares, en el mejor de los casos. Es habitual, también, escuchar de boca de los empleados que no entregan recibo de pago, sin más explicación.

Estas situaciones han pasado a formar parte de la normalidad de los venezolanos, de modo que rara vez alguien pregunta por qué no se justifica de alguna manera un pago que se supone legal, ya que es el Ejecutivo quien lo establece así. La respuesta nunca llega.

Los establecimientos ofrecen los productos con precios en dólares

Hasta hace unos meses, numerosos establecimientos admitían dólares como forma de pago, pero no tenían la capacidad de emitir el ticket en la misma moneda, puesto que la transacción se efectuaba al margen de la ley o, al menos, sin que el Gobierno hubiera autorizado previamente este tipo de operaciones.

Y los salarios en bolívares

Pese al reconocimiento verbal y la aceptación tácita de las transacciones en dólares por parte de Maduro, quien otrora hablaba del “dólar criminal”, ningún venezolano recibe su salario en divisas o, al menos, no lo puede justificar como tal, puesto que el Gobierno no lo acepta, igual que no admite el pago de impuestos en la moneda estadounidense.

Esta situación ha llevado al país a contar con una cantidad incierta de dinero en moneda extranjera que no está controlada y, por tanto, es dinero ilícito, ya que no tributa ni puede tener carga impositiva más que la del IVA que aplica a los consumidores de cualquier sector.

Fotos cortesía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: