Es ilegal que policías de California pregunten estatus migratorio a los detenidos

El Globo News/

LOS ÁNGELES.- La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) interpuso dos quejas legales contra dos ciudades de California y el condado de Orange, por violar la ley santuario. Esto significa que los agentes policiales cooperan con la oficina de migración, pero “es ilegal” que lo hagan, de acuerdo con la organización.

Según las quejas legales presentada por esta organización, el condado de Orange y las ciudades de Tustin y Huntington Park incumplieron la ley SB 54, conocida como el Acta de Valores y que limita la colaboración entre la Policía local y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Jessica Karp Bansal, abogada de la oficina de ACLU en el sur de California, dijo en un comunicado que “es ilegal” que efectivos policiales detengan a residentes locales para entregarlos a ICE. Añadió que esta medida “tiene efectos devastadores para sus familias y sus comunidades”.

Las quejas presentadas por ACLU están relacionadas con las detenciones de Kelvin Hernández Román y José Maldonado, cuyos derechos “fueron violados de múltiples maneras”.

Hernández, de 32 años, fue detenido el 13 de julio de 2019 por dos agentes del Departamento de Policía de Tustin por un presunto problema con las ventanas polarizadas de su auto.

Los oficiales le hicieron varias preguntas sobre su estado migratorio, que, según la queja, son una clara violación de la Ley de Valores de California, la cual establece que las autoridades locales no pueden “investigar el estado migratorio de un individuo”.

Hernández fue llevado a la cárcel de Theo Lacy, donde los oficiales del Departamento del Alguacil del Condado de Orange le informaron que no presentarían cargos contra él tras la parada de tráfico, pero continuó retenido hasta que las autoridades migratorias fueron a buscarlo.

Una situación parecida vivió Maldonado, arrestado el 15 de julio de 2019 por agentes del Departamento de Policía de Huntington Park por presuntamente estar intoxicado en la vía pública.

Aunque Maldonado nunca fue acusado, la Policía lo retuvo por más de siete horas hasta que fue entregado a oficiales de ICE.

ACLU destaca en su comunicado que “hay evidencia de que ésta ha sido una práctica habitual de la policía de Huntington Park”.

El 96% de la población de esta pequeña localidad ubicada al sur de Los Ángeles es latina.

Maldonado fue liberado bajo fianza, mientras que Hernández aún se encuentra detenido en el centro de inmigrantes en Adelanto, California.

Foto referencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *