Fin de semana de violencia armada en El Paso y Dayton

Elglobonews.com

Este domingo, los estadounidenses despertaron con la lamentable noticia de un tiroteo en Dayton, Ohio, donde un hombre disparó y mató a nueve personas, incluida su propia hermana. Horas antes, un joven de 21 años con un rifle entró en un Walmart en El Paso y mató a 20 personas.

Los tiroteos detuvieron la campaña presidencial que se desarrolla en Estados Unidos. Nuevamente surge  el debate sobre el control de armas, además se cuestionaron  las palabras dirigidas a inmigrantes en la frontera sur en las últimas semanas por expertos y el presidente Donald Trump.

«Es indignante», dijo Terrion Foster, que trabaja en contabilidad y vive en Kansas City, donde estaba de compras en un mercado de agricultores cerca del centro el domingo por la tarde. «Es realmente triste porque siento que no puedes ir a ningún lado y estar a salvo. Tengo 50 años y no pensé que estaría vivo para ver algunas de las cosas que están sucediendo hoy”.

Los disparos llevaron a los republicanos, incluido Trump, a condenar las acciones de los pistoleros y ofrecer apoyo a la gente de Dayton y El Paso. Los demócratas instaron al Congreso a tomar medidas y aprobar leyes de armas más estrictas. «Tenemos una responsabilidad con las personas a las que servimos para actuar», dijo la portavoz Nancy Pelosi en un comunicado.

Los residentes de El Paso estaban nerviosos, muy conscientes de un manifiesto publicado en línea que las autoridades dijeron que fue escrito por el sospechoso, Patrick Crusius, de 21 años, que estaba bajo custodia policial. El manifiesto hablaba de una «invasión hispana de Texas», describía un ataque inminente del escritor y criticaba a los inmigrantes.

Investigadores federales en El Paso dijeron que estaban tratando la masacre en Walmart que también hirió a otros 27 el sábado por la mañana como un acto de terrorismo doméstico, y los fiscales dijeron que estaban considerando cargos federales por delitos de odio. También estaban considerando cargos federales por armas que conllevarían la pena de muerte. Fuente: The New York Times.

Foto: The New York Times