Florida demandó al gobierno federal por paralizar a la industria de cruceros

el Globo News/

MIAMI. – El gobernador Ron DeSantis anunció que llevará a los tribunales al Gobierno Federal y a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) por “mantener por más de un año cerrada una industria que genera cerca de 159.000 puestos de trabajo”.

“Los CDC han bloqueado esta industria durante más de un año, esto no es razonable, esto no es racional”, expresó DeSantis durante una conferencia de prensa este jueves.

Asimismo, agregó que “no creemos que el gobierno federal tenga el derecho de aniquilar una industria importante durante más de un año sobre la base de muy poca evidencia y muy poca información”.

DeSantis aseguró que el proceso judicial es a favor “de las decenas de miles de floridanos cuyo sustento depende de la viabilidad de una industria de cruceros abiertos”.

“En lugar de volar a Miami, gastar dinero para quedarse en nuestros hoteles, gastar dinero en comer en nuestros restaurantes antes de subir al barco, volarán a las Bahamas”, agregó DeSantis.

Piden que se reactiven los cruceros

El pasado viernes, los CDC actualizaron las medidas para los cruceros desde puertos de USA, pero se mantuvo la recomendación para la ciudadanía de no embarcarse por placer. 

Los CDC interrumpieron la navegación en puertos del país a partir del 14 de marzo de 2020 y han prolongado la suspensión hasta el 1 de noviembre próximo.

Cabe resaltar que, el 60% de los cruceros de USA salen de Florida, lo que representa unos 8.000 millones de dólares a la economía estatal.

Esto propició que las compañías de crucero se quejaran de la dureza de las recomendaciones, que algunos calificaron de “inviables”.

En este sentido, la empresa de cruceros Carnival pidió a las autoridades sanitarias de USA soluciones “viables”, para evitar verse “obligados” a trasladarse a puertos fuera del país, si continúa la pandemia.

Esta empresa de cruceros suspendió sus viajes hasta el próximo 30 de junio y aboga por alcanzar una solución viable junto con los CDC y otras autoridades sanitarias. Fuente CD

Grafica externa cortesía