Frente Amplio Venezuela Libre acordó articular protesta social cívica y constitucional para el 10E

El Globo News

El Frente Amplio Venezuela Libre (FAVL) acordó aumentar, articular y darle orientación política a la protesta social cívica, constitucional y no violenta, con miras al 10 de enero de 2019, cuando vence el período constitucional de Nicolás Maduro y se inicia uno nuevo para el cual no reconoce que exista un presidente electo.

“Luego de una larga y muy provechosa reunión de trabajo entre diputados de la Asamblea Nacional y su directiva, delegados del FAVL de todos los estado, la fiscal Luisa Ortega Díaz, representantes de las principales centrales sindicales y organizaciones de trabajadores, gremios, partidos, jóvenes, empresariado y muchos otros sectores abordamos la nueva coyuntura nacional de cara al 10 de enero, las tareas que la Venezuela democrática debe llevar a cabo y la necesaria dirección unitaria para concretarlas”, indicó el FAVL vía de correo electrónico.

Entre las conclusiones a las que llegó el FAVL figura iniciar a partir del 10E un proceso de desobediencia cívica creciente, pacífica, planificada y responsable, en el marco de los derechos constitucionales.

La alianza solicitó a cada organización que la integra el presentar en una ruta de desobediencia cívica que pueda ejecutar.

“El 10 de enero no es una fecha final sino un punto de inflexión, el inicio de una nueva etapa de lucha del pueblo venezolano. Se organizarán actividades tanto dentro como fuera del país”, indicaron.

El FAVL insistirá en que no hay presidente electo. “Podrá haber de facto, pero no electo. Por lo tanto, la única institución con legitimidad y legalidad en Venezuela será la Asamblea Nacional”, precisó.

Previo a lo concerniente al 10E, el FAVL exhortó a los diferentes sectores movilizarse hacia la sede de la Asamblea Nacional (AN), para manifestarle su apoyo, el 5 de enero, cuando se inicia el primer período de sesiones ordinarias del Parlamento en 2019.

Además, se obligaron a organizar y desarrollar la alianza a escala regional, municipal y parroquial en una estructura democrática, amplia, no burocrática y eficiente; evitar hacer públicas las naturales diferencias internas, y conformar una dirección democrática y centralizada, con una estructura representativa de dirección más pequeña y eficiente, que se encargue de la aplicación táctica de la estrategia y de la operatividad.

A nivel internacional, el FAVL ordenó organizar a la diáspora venezolana, organizar una vocería y solicitar a los gobiernos del mundo que no reconozcan a Nicolás Maduro como presidente reelecto, manteniendo a representantes en el país, apoyando al pueblo y denunciando las violaciones a la Constitución y la democracia. Fuente: Diario TalCual/ Foto: Cortesía