Funcionarios de Florida obligados a reportar casos de inmigración ilegal

Elglobonews.com –

Con información de VOA.- La nueva ley SB-168 de Florida se ha encontrado con la oposición de varios grupos activistas pro-inmigrantes. La legislación prohíbe explícitamente las “ciudades santuario” en este estado y obliga a las entidades gubernamentales estatales y locales a “hacer todo lo posible para apoyar la ley federal de inmigración”.

Varias organizaciones de Florida, con el objetivo de proteger y defender los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos, se han mostrado contrarias a esta nueva legislación y ya en julio presentaron una demanda en una corte de Florida para pedir que se anulara esta nueva norma.

La demanda se interpuso contra el gobernador Ron DeSantis y la procuradora general estatal, Ashley Moody.

Alara Greer, abogada de la plataforma Community Justice Project, considera que es “una ley anti-inmigrante, xenófoba y también inconstitucional”, por lo que confía en que la justicia les acabe dando la razón.

Por su parte, Lizandra de la Cruz, la portavoz de WeCount, una organización situada en Homestead (Florida) que ayuda a la comunidad campesina de esa zona, afirmó que este tipo de regulaciones podría dar “poder a cualquier policía a actuar como un agente del ICE” (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos).

De la Cruz añadió que, en su opinión, esta normativa estatal, ya vigente en todo Florida, permitiría “continuar con las redadas que se han anunciado por la organización de Trump”.

El director ejecutivo de WeCount, Jonathan Fried, considera que la ley tiene “algunas cláusulas que no son muy claras: exige que la policía utilice sus mejores esfuerzos para apoyar la Ley Federal de Inmigración”.

Foto: cortesía