Google se repliega en la batalla por la industria de videojuegos

El Globo News

Google prescinde de sus dos estudios de desarrollo de videojuegos. Un paso atrás en su idea de revolucionar una industria a la que llegó de nuevas hace dos años, cuando comunicó el lanzamiento de Stadia.  Esta plataforma de juegos en la nube, que permite que los usuarios inicien los títulos sin necesidad de comprarlos ni tener una consola —basta con pagar la suscripción mensual y conectarse a Internet—, fue la primera en ofrecer un servicio diferente, pero su futuro se antoja menos ambicioso.

No solo por el cierre de los estudios, sino también por la salida de su cara más emblemática: Jade Raumond, una de las responsables de la saga Assassin’s Creed, que abandonó EA en 2019 para convertirse en la directora creativa de Stadia.

Los jugadores no notarán ningún cambio. Stadia mantendrá intactas sus características, como acceder desde cualquier rincón a Cyberpunk 2077. Historia diferente es lo que implica en el negocio y en el mensaje que lanza Google. Se acabó mantener de puertas para adentro el proyecto. 

Phil Harrison, vicepresidente y responsable de Google Stadia, asegura que, ha llegado el momento de colaborar con otros aliados. “Nuestro objetivo sigue centrado en crear la mejor plataforma posible para los usuarios y la tecnología para nuestros socios. Estamos ampliando nuestros esfuerzos para ayudar a desarrolladores y editores de juegos a aprovechar la innovación de nuestra plataforma”, precisó.

Los títulos propios suponen un valor añadido para las compañías. Infinidad de jugadores apuestan por una u otra en función del catálogo que ofrecen. Google ha decidido echar por tierra tal diferenciación. Ha convertido a Stadia en una más de las plataformas de juegos en la nube. 

Foto fuente externa