Guardia Nacional arremetió contra pemones en la Gran Sabana y no dio acceso a ayuda humanitaria (+Video)

El Globo News

La situación que se vive en Kumarakupay, municipio Gran Sabana del estado Bolívar, se vuelve cada vez más tensa luego del enfrentamiento entre la comunidad pemón y funcionarios de la Fuerza Armada Nacional (FAN).

Monseñor Jylmar Red Jurado, obispo de los derechos humanos para Venezuela, denunció esta situación y confirmó la cantidad de indígenas fallecidos y heridos, siendo dos y 12, respectivamente. Cabe destacar que todas las víctimas fueron debido a heridas por armas de fuego.

Jurado aseguró que la situación se presentó debido a que los nativos pemones trataron de reabrir el paso hacia la frontera con Brasil, esto luego de que un grupo de militares procediera horas antes a obstaculizar esta vía; lugar por donde se tiene previsto que se trasladen miles de voluntarios y diputados de la Asamblea Nacional (AN) para este 23 de febrero proceder al ingreso de la ayuda humanitaria.

«Las fuerzas armadas arremetieron contra los pemones porque estaban abriendo el camino por donde se va a trasladar la ayuda humanitaria», destacó.

Esta situación generó un enfrentamiento entre ambas partes, dando como resultado esta lamentable cifra de fallecidos y heridos de gravedad. Por tal motivo, la comunidad indígena mantiene detenidos a tres soldados.

«No queremos enfrentamientos, solo queremos que se solucione este problema», enfatizó el activista por los DD.HH., destacando que una de las solicitudes para liberar a los funcionarios de la FAN es que trasladen a los heridos hacia el hospital de Santa Elena de Uairén, debido a que en el centro médico que de Kumarakupay no hay los insumos necesarios para atenderlos.

Jurado confirmó que actualmente hay cinco camiones de la Guardia Nacional muy cerca del lugar donde se enfrentaron los efectivos de seguridad y la comunidad pemón, y que además hay otras ocho unidades más movilizándose hasta el lugar con un fuerte contigente de militares. Fuente: Diario 2001 / Foto: Cortesía