Guyana suspende conversaciones bilaterales con Venezuela hasta que “cese la agresión”

elglobonews.com

GEORGETOWN. –  El presidente de Guyana Irfaan Ali dijo que las relaciones bilaterales con Venezuela permanecen en suspenso hasta que se desista de la agresión y se libere de inmediato a los buques pesqueros y tripulantes actualmente detenidos.

“Estamos comprometidos con las discusiones bilaterales sobre asuntos de interés común como el Covid-19 y la migración venezolana a Guyana, pero… estas discusiones deben estar precedidas por un compromiso de Venezuela de desistir de la agresión y liberar de inmediato las embarcaciones y la tripulación”, dijo Ali durante una rueda de prensa reseñada por el diario Stabroek News.

El pronunciamiento es una respuesta directa a una oferta hecha por el Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, de desempeñar un papel de “buenos oficios” entre Venezuela y Guyana en temas distintos a la controversia fronteriza.

Ali ha sido el encargado de publicitar la propuesta de Guterres en un mensaje a la nación y ha subrayado que el máximo responsable de la ONU ha reiterado su respaldo a que la Corte Internacional de Justicia sea la que dictamine sobre el contencioso territorial, extremo que rechaza Venezuela.

Las embarcaciones pesqueras ‘Lady Nayera’ y ‘Sea Wolf’ fueron interceptadas por el buque de guerra ‘Comandante Eterno Hugo Chávez’ en la Zona Económica Exclusiva guyanesa y trasladadas al puerto de Güiria, en el oriente del país donde permanecen detenidos barcos y tripulaciones, según Guyana.

Caracas sostiene que ambas embarcaciones estaban en aguas jurisdiccionales venezolanas.

Venezuela reivindica el control de la región de Esequibo, un territorio de 159.542 kilómetros que posee importantes recursos naturales –petroleros, gasísticos, mineros, hidráulicos y forestales– y un gran potencial turístico.

El territorio Esequibo está administrado por Guyana conforme a un laudo arbitral de 1899 que Venezuela considera nulo porque las negociaciones secretas, que se conocieron años después, revelan vicios del consentimiento. Fuente portal LaPatilla

Foto externa cortesía