¿Hay plan en el Congreso para un cuarto cheque de estímulo?

el Globo News

El gobierno del presidente Biden no ha propuesto un cuarto cheque de estímulo y ha dejado a los congresistas que tomen una posición al respecto.

En ese sentido, la representante Bonnie Watson Coleman (Nueva Jersey) ha considerado que debe haber un cuarto cheque de estímulo, pero no hay un proyecto.

“Siempre pienso que no debemos pensar demasiado en sacar a la gente de la pobreza”, consideró Watson Coleman a NJ.com. “Es de vital importancia. Ayuda a poner comida en la mesa. Ayuda a evitar la posibilidad de perder su vivienda”

La postura de Watson Coleman pasa casi al unísono en que la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijera que esos tipos de apoyo “no son gratuitos”, además de destacar una postura oficial del Senado y la Cámara.

“Vamos a ver lo que proponen los miembros del Congreso”, dijo Psaki en una conferencia de prensa este martes, donde apuntó: “Esos no son gratuitos”.

Psaki se refiere a que la distribución de ayudas económicas directas a los ciudadanos representan un alto costo para la finanzas, aunque el Plan de Rescate Estadounidense (ARP) fue defendido como una necesidad para reimpulsar la economía de EE.UU. en medio la crisis por COVID-19.

De hecho, el IRS todavía tiene en puerta la distribución de varios programas, como el Crédito Fiscal por Hijo, que a partir de julio enviará hasta $300 dólares semanales y el cual la Administración Biden pretende extender hasta 2025, según el Plan para Familias Estadounidenses.

Aunque al menos 75 congresistas demócratas apoyan un cuarto chequeayuda, los líderes demócratas, Nancy Pelosi (California), presidenta de la Cámara de Representantes, y Chuck Schumer (Nueva York), líder de la mayoría del Senado, no han expresado interés público al respecto.

El tema ha resonando en la opinión pública, debido a que una petición en Change.org pide al Congreso entregar ayudas mensuales de $2,000 dólares.

Aunque no es una petición nueva, esta semana la propuesta iniciada por la propietaria de un restaurante en Denver, Stephanie Bonin, superó los 2 millones de firmas.

Ningún congresista ha retomado ese proyecto públicamente y fuentes del Congreso confirmaron a este diario que entre los miembros del Senado ha habido “rumores”, pero no hay una propuesta concreta. Con información de La Opinión, CA.

Gráfica cortesía