Histórico: Ancianos se reencuentran con sus familiares en #CoreaDelNorte después de siete décadas de separación por la guerra (+Vídeo y Fotos)

El Globo News

Un grupo de ancianos surcoreanos iniciaron este lunes 20 de agosto un viaje en autobús hacia Corea del Norte, donde se pudieron reunir con sus familiares por primera vez desde que los separó la Guerra de Corea (1950-1953).

Al menos unos 89 ancianos surcoreanos y sus compañeros de viaje abandonaron la ciudad portuaria de Sokcho (noreste), en 14 buses y acompañados por una escolta policial, rumbo a la frontera que divide la península coreana desde el conflicto armado.

Esta nueva tanda de reuniones de familias divididas desde la contienda bélica, la primera en tres años, es posible por la distensión registrada en la península desde el comienzo del año.

La Guerra de Corea terminó con un armisticio, sin la firma de un tratado de paz, por lo que Norte y Sur se encuentran todavía técnicamente en estado de guerra y están separados por una Zona Desmilitarizada, mientras que las comunicaciones civiles están prohibidas entre ambos países.

Bajo un sol abrasador, los 89 surcoreanos -que vestían sus mejores ropas-, fueron llenando los 14 buses que los esperaban en la ciudad de Sokcho, en el noreste de Corea del Sur.

El convoy se dirigió hacia la Zona Desmilitarizada, escoltado por la policía y personal médico, antes de cruzar la frontera con el Norte.

Los participantes de la reunión familiar intercoreana se preparan para partir hacia Corea del Norte. ED JONES AFP
La norcoreana Cho Sun-do (iz),de 89 años, se encuentra con su hermana más pequeña, la surcoreana Cho Hye-do (R), de 86, y su hermano más pequeño, Cho Do-jae (C), de 75 años. EFE
La surcoreana Han Shin-ja (dch), de 99 años, saluda a sus hijas, las norcoreanas Kim Kyung-sil (iz), de 72, y Kim Kyung-young (C), de 71. O JONGCHAN / POOL EFE
El surcoreano Lee Mun-hyeok (dch),de 95 años, junto a su sobrino, el norcoreano Lee Kwan-hyeok, de 80 años, durante las reuniones familiares intercoreanas. O JONGCHAN / POOL EFE
La surcoreana Han Shin-ja, 99, derecha, ve fotos de familiares de sus hijas norcoreanas durante la reunión interfamiliar. LEE JI-EUN AP
El surcoreano Ham Sung-Chan (derecha), de 93 años, se encuentra con su hermano norcoreano Ham Dong-Chan, de 79. POOL GETTY IMAGES

Entre los participantes del viaje se encuentra Lee Keum-seom, de 92 años, que no ha visto a su hijo, de ahora 71 años, desde la guerra. Cuando huyó del conflicto dejó atrás a su marido y al chico, que tenía entonces cuatro años. Partió en un ferry al Sur con su hija, quien la acompaña este lunes.

“No sé qué siento, si es positivo o negativo”, dijo Lee. “No sé si es real o un sueño”, agregó.

En el Sur, ella se volvió a casar y crió a siete niños, pero nunca dejó de preocuparse por aquel hijo. “¿Dónde vivió? ¿Con quién? ¿Quién lo educó? Sólo tenía cuatro años”, expresó.

Desde el 2000 los dos países organizaron 20 series de reuniones de familias divididas, generalmente gracias a la mejora de las relaciones bilaterales, ya que tienen el tiempo contado por la edad de los supervivientes.

Un total de 130.000 surcoreanos se habían presentado como candidatos a estas reuniones. La inmensa mayoría ha muerto y muchos tienen más de 80 años, uno de ellos incluso 101. Fuente: EL COMERCIO / Fotos: EL PAÍS