Hombre armado asesina a 4 feligreses, hiere a 3 en iglesia de Sao Paulo y luego se suicida

El Globo News

Cinco personas han muerto y tres han resultado heridas después de que un hombre abriese fuego en el interior de la Catedral Metropolitana de Campinas, ciudad situada en el estado brasileño de Sao Paulo, informaron fuentes oficiales.

El hombre entró con una pistola y un revólver calibre 38, y tras disparar contra varias personas se suicidó frente al altar. La Arquidiócesis de Campinas lamentó la tragedia a través de las redes sociales.

Los hechos ocurrieron al mediodía, poco después del comienzo de una misa. Las víctimas todavía no han sido identificadas, mientras que las autoridades investigan la motivación del crimen.

Según los servicios de seguridad brasileños y de bomberos, los heridos, en condición estable, fueron trasladados al hospital.

«Las víctimas no han sido identificadas todavía. Socorrimos a los que podían ser socorridos (…) No tenemos información sobre la motivación o sobre quiénes son las víctimas», informó el bombero Alexandre Monteiro.

Monteiro señaló que la mayoría de las personas que estaban dentro de la catedral «eran ancianos, personas inocentes, y acabó disparando contra todas esas personas. La escena es desesperante, una tragedia muy grande».

Los hechos ocurrieron cuando, poco después del mediodía, el hombre entró en la iglesia armado con una pistola y un revólver y disparó contra varias personas que asistían a una concurrida misa, para luego suicidarse.

“No sabemos el motivo. Él no dijo nada. No sabemos quién es”, afirmó el mayor Paulo Monteiro, oficial del Cuerpo de Bomberos, acerca de un suceso que se produjo dentro de la catedral, en pleno centro de Campinas, ciudad a 100 kilómetros de Sao Paulo. Ninguno de los cinco muertos (cuatro hombres y una mujer), incluido el suicida, ha sido identificado.

Entre los heridos figura una mujer de 65 años con lesiones de bala en la región cervical y otra de 40 años con problemas en un brazo, pero, según los bomberos, todos están estables.

Testigos que estaban en los alrededores de la catedral dijeron que escucharon entre veinte y treinta disparos en pocos minutos y luego vieron a una multitud corriendo para huir del templo. “Fue aterrador”, dijo el testigo Alexandre Moraes al canal GloboNews. “Ingresó y disparó aleatoriamente a las personas. Todos estaban rezando”, agregó. Los heridos fueron trasladados a un hospital en Campinas.

Brasil registró cerca de 64.000 asesinatos el año pasado, más que en cualquier otro país, según Naciones Unidas. Sin embargo, los disparos aleatorios son relativamente extraños, con algunos pocos casos de tiroteos en escuelas u otras áreas públicas. Fuente: Diario 2001 / Foto: Cortesía