Iglesia cristiana de Ecuador  ora por las elecciones

En Ecuador, la comunidad cristiana evangélica se congregó en los diferentes rincones emblemáticos de la capital para orar por las nuevas autoridades presidenciales.

De acuerdo a las últimas encuestas a boca de urna, el candidato oficialista Lenín Moreno, del movimiento Alianza País, lidera la intención de voto frente al candidato Guillermo Lasso, del movimiento Creando Oportunidades, CREO-SUMA. Este 2 de abril más de 12 millones de ecuatorianos elegirán a su nuevo presidente, tras una campaña que se la ha calificado como “deshonesta”, mientras la iglesia hace un llamado a paz.

Banderas, instrumentos musicales y el shofar (instrumento de guerra en el ámbito espiritual) forman parte de las jornadas de oración que realiza la comunidad cristiana evangélica del Ecuador en los diferentes rincones del país, para pedir a Dios tome el control de las próximas elecciones presidenciales.

De acuerdo a Vanessa Cevallos, líder de la Iglesia, las mejores guerras se ganan con adoración, ayuno y oración.

“Queremos que ese Reino de Dios, de verdad y justicia se establezca en el Ecuador con un gobierno conciliador”, indicó Cevallos.

A estas actividades se suman las jornadas de oración que la Iglesia ha mantenido desde que inició la campaña electoral para elegir a las nuevas autoridades; el objetivo es pedir sabiduría a los electores a la hora de decidir su voto.

“Queremos que Dios encamine el proceso electoral y que ponga una autoridad que pueda ordenar la nación y que apoye la obra de Dios”, comentó Rómulo Sánchez, presidente de las Asambleas de Dios Distrito Sierra en Ecuador.

La campaña electoral en la segunda vuelta ha sido calificada como “deshonesta” por parte del electorado. Las redes sociales se han convertido en el espacio para publicar escándalos de corrupción, agresiones físicas y verbales por parte de los seguidores. Por ello, la Iglesia llama a la paz para evitar enfrentamientos entre la ciudadanía, una vez que el Consejo Nacional Electoral (CNE) difunda los resultados oficiales.

“Hacemos un llamado a la paz y quietud a la ciudadanía. Queremos una nación conciliadora. Como cristianos estamos en oración para que Dios levante a un gobernante; entonces confiemos en que así será”, dijo Sánchez.