Inaugurado nuevo Congreso de EE.UU. bajo control demócrata y enfrentado a Trump

El Globo News

El nuevo Congreso de Estados Unidos fue inaugurado este jueves, un cambio en el ciclo electoral que marca el paso de la Cámara de Representantes al control de la oposición demócrata, complicando los dos últimos años de gobierno del presidente Donald Trump.

Este nuevo Congreso asumió sus funciones a las 3:00 pm con el juramento de los 235 representantes demócratas y 199 republicanos electos el pasado 6 de noviembre.

El vicepresidente Mike Pence juró a los nuevos senadores en la Cámara Alta, donde 53 republicanos controlarán la mayoría frente a 45 demócratas y dos independientes alineados con los demócratas.

En este ciclo electoral, una de las figuras centrales será Nancy Pelosi, de 78 años, que este jueves fue electa líder de la bancada mayoritaria y por lo tanto speaker o presidenta de la Cámara de Representantes, un cargo que ocupó entre 2007 y 2011.

El nuevo Congreso va a tener una vocación unificadora y va a «debatir y hacer avanzar las buenas ideas, sin importar de donde vengan», dijo Pelosi durante su discurso que tuvo muchas alusiones a sus orígenes italianos y a la religión.

«No nos hacemos ilusiones de que nuestro trabajo vaya a ser fácil, eso es algo en lo que todos en esta Cámara siempre hemos concordado», dijo Pelosi al aceptar el cargo de speaker tras recibir 220 votos afirmativos, del total de 435 escaños de la Cámara Baja.

Pelosi invitó a sus nietos al estrado en el momento de jurar el cargo, extendiendo después la invitación al resto de los hijos de los legisladores electos.

La pérdida de la Cámara Baja le complica el panorama a Trump para el resto de su mandato y en especial para proyectos como la construcción de un muro en la frontera con México, una de sus promesas insignia de campaña.

La inauguración de este 116° período legislativo se produce en medio de una feroz pugna que tiene parcialmente paralizado al gobierno desde el 22 de diciembre por la demanda de Trump de incluir en el presupuesto fondos para el muro.

 

Un nuevo congreso más diverso

El Congreso de Estados Unidos arrancó con la juramentación de una clase diversa de principiantes legisladores demócratas listos para enfrentar al presidente Donald Trump en una era de gobierno dividido.

Solo 15 demócratas rechazaron su candidatura de Pelosi.

La experimentada legisladora prometió “restaurar la integridad del gobierno para que el pueblo pueda tener confianza en que el gobierno trabaja para el interés púbico, no intereses especiales”.

El Congreso 116 va a ser como ningún otro. Hay más mujeres que nunca, una nueva generación de musulmanes, latinos, indígenas y afroamericanos en la Cámara de Representantes, formando lo que los académicos llaman una democracia reflectante, más en línea con la población de Estados Unidos.

El lado republicano sigue conformado en su mayoría por hombres blancos, y los republicanos del Senado reafirmaron su mayoría.

En un guiño a esta era, Pelosi demócrata, ha jurado hacer que el Congreso funcione para todos los estadounidenses, abordando desde temas comunes hasta la profunda agitación económica, incluso cuando su partido está preparado para desafiar a Trump con investigaciones y citaciones que amenazan la agenda de la Casa Blanca.

Es el primer nuevo Congreso en reunirse durante un cierre parcial del gobierno, que ahora está en su día 13, por las exigencias de Trump para financiar un muro a lo largo de la frontera de Estados Unidos con México.

“Esta Cámara de Representantes será para el pueblo”, dijo Pelosi tras obtener el puesto, según extractos publicados con antelación, “reducir los costos de salud y los precios de medicamentos recetados, y proteger a la gente con enfermedades preexistentes; aumentar el gasto para reconstruir Estados Unidos con una infraestructura verde y moderna, de costa a costa”.

El día se mostraba tanto festivo como impaciente.

Los nuevos legisladores llegaron, con frecuencia acompañados de amigos y familiares, para la juramentación y fotos ceremoniales.

Los demócratas planean aprobar rápidamente una ley para reabrir el gobierno, pero sin el financiamiento que exige Trump para su prometido muro fronterizo.

Es una época de una severa división política nacional que algunos analistas comparan con la era de la Guerra Civil. Los frentes de lucha no sólo están entre los demócratas y republicanos, sino también al interior de los partidos.

Pelosi desafió la historia al regresar a la presidencia de la Cámara de Representantes tras ocho años de minoría, superando la oposición interna de los demócratas que exigían una nueva generación de líderes.

Es la primera legisladora en recuperar el puesto de speaker desde que Sam Rayburn de Texas lo hizo en 1955. Fuente: El Universal / Foto: Cortesía