Incendios de California podrían ganar fuerza

Kennia Espinoza / El Globo News

Los incendios forestales que van camino de convertirse en los más letales en la historia del estado de California, no daban signos de amainar el jueves.

Se espera que los vientos constantes de hasta aproximadamente 48 kilómetros por hora (30 millas por hora), con rachas de hasta 72 kmh (45 mph), y la humedad casi inexistente, desciendan en áreas del norte de San Francisco, donde los incendios se cobraron la vida de al menos 23 personas y destruyeron 3.500 viviendas y negocios.

La situación “va a seguir empeorando antes de mejorar”, dijo el jefe de los bomberos del estado, Ken Pimlott, el miércoles.

Ciudades enteras se convirtieron en pueblos fantasmas tras su evacuación. Una de ellas es Calistoga, una ciudad de más de 5.000 habitantes, todos con orden de desalojo, popular por la producción de vino.

El gobernador de California, Jerry Brown, declaró estado de emergencia en ocho condados dañados por los incendios, lo que permite el despliegue de más ayuda estatal. Según las autoridades, el fuego ya ha devorado casi 30.000 hectáreas en el norte de California, sobre todo en los condados de Napa y Sonoma.

Al menos 1.500 casas y negocios han sido destruidos, mientras que 20.000 vecinos han tenido que ser evacuados de sus casas, negocios y hasta de hospitales donde recibían tratamiento.