Incógnitas del aplazamiento de los Juegos Olímpicos

El Globo News/

El aplazamiento de los Juegos Olímpicos ha sido acogido de forma generalizada como la mejor decisión ante el agravamiento de la crisis del coronavirus.

 La propia evolución de la pandemia, las negociaciones con las distintas ramas de la familia olímpica, la conclusión de los torneos de clasificación y las nuevas fechas de los Juegos son algunas de las incógnitas que habrá que despejar en el camino hacia Tokio 2021.

Pese a que el COVID-19 parece controlado en su país de origen, China, las cifras en el resto del mundo no hacen sino empeorar. Ya son más de 400.000 los contagiados y los fallecidos superan los 19.000. Las medidas de aislamiento y las restricciones al movimiento son cada vez más extensas. A día de hoy es imposible calcular cuándo podrán retomar su actividad habitual los ciudadanos, y entre ellos los deportistas.

Los Juegos Olímpicos no pueden coincidir con ninguna otra competición de importancia. Tendrán que celebrarse, por tanto, antes o después de la Eurocopa y la Copa América de fútbol, que coincidirán del 11 de junio al 11 de julio de 2021. «Más allá de 2020 pero antes del final del verano de 2021», dice el acuerdo alcanzado entre el COI y el Gobierno japonés. El 20 de septiembre, día en que termina el verano en el hemisferio norte, marca el límite posible. Así lo reseña el Diario Meridiano.

Se han manejado dos fechas: o bien en el mismo periodo previsto para 2020, con la inauguración en torno al 23 de julio, o bien entre marzo y abril, coincidiendo con la floración de los cerezos en Tokio. Un símbolo de renacimiento para unos Juegos marcados por el infortunio.

El presidente del COI, Thomas Bach, dijo hoy que las primeras consultadas serán las 33 federaciones internacionales que participan en los Juegos. Y que el verano es solo una de las opciones.   Fuente: Diario Meridiano.

Foto cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *