James Rodríguez mejora fuera del Real Madrid

El colombiano no deja de ser paradójico. Y es que, cada vez que acude con su selección, se transforma para bien con respecto a su papel en el Real Madrid. James Rodríguez es uno de los líderes del combinado cafetero, y ejerce como tal casi en cada llamada de su selección. En este caso, brilló con dos goles y una asistencia en 180 minutos de juego, participando de todos los goles en las victorias ante Bolivia (1-0) y ante Ecuador (0-2).

De esta manera, son ya tres goles y dos asistencias con Colombia durante la presente fase de clasificación para el Mundial 2018, que empezó en septiembre de 2016. Cuando, en ese mismo tiempo, James ‘sólo’ ha anotado dos goles y repartido cinco asistencias en La Liga con el Real Madrid pese a haber jugado 140 minutos más de blanco que de amarillo (contando únicamente La Liga).

Datos que ponen de relieve la diferente influencia que ejerce James con Colombia y con el Real Madrid, siendo mucho más relevante para su selección, incluso cuando juega poco o nada con su club. Como es el caso actual. Donde James apenas había sido titular en cinco partidos con el equipo blanco en este  2017, pero aun así, es capaz de deslumbrar con el equipo cafetero. Loable, aun cuando pueda tener menos competencia y rivales de menor entidad enfrente en Colombia que en Madrid, obviamente.

No obstante, hay otro dato muy relevante con respecto al diferente rol de James en ambos conjuntos: desde que llegó al Real Madrid en el verano de 2014, James ha jugado el 90% de los minutos posibles con su selección, mientras que apenas ha disputado el 59% de los mismos para el Real Madrid (excluyendo ausencias por lesión o sanción). O lo que es lo mismo, que James es imprescindible para Pékerman mientras esté disponible, pero no así en el Real Madrid ni para Carlo Ancelotti, ni para Rafa Benítez ni tampoco para Zinedine Zidane. Un mismo James, pero dos versiones diferentes en función de qué camiseta vista.

A %d blogueros les gusta esto: