Justicia española demanda a Shakira por evasión de impuestos, acusándola de 6 delitos fiscales

El Globo News

La Fiscalía de Barcelona ha presentado en los juzgados de Esplugues de Llobregat una querella contra la cantante Shakira a la que acusa de cometer presuntamente seis delitos fiscales en los ejercicios fiscales de 2012 a 2014.

En su escrito, el Ministerio Público considera que la artista residía en esa época de manera habitual en Barcelona y Esplugues, en una vivienda adquirida con el futbolista Gerard Piqué, pese a que durante varias épocas vivió por motivos profesionales en otros países, como Estados Unidos por participar en el programa «The Voice».

La querella remarca que Shakira «manifestó en multitud de ocasiones que tenía residencia fiscal en Bahamas», desde 2007 aunque entre 2012 y 2014 «no estuvo ningún día de presencia física y no consta que presentara declaración de impuesto de renta y patrimonio, ni declaración de ningún otro tipo de impuesto.

Tampoco consta ninguna vinculación con dicho país a excepción de la existencia de un inmueble propiedad del 50% de la sociedad CBPI de la que es socia la querellada». La Fiscalía remarca que la cantante debía tributar en España al pasar el tiempo estipulado en la normativa para hacerlo, más de 183 días, «con independencia del lugar» donde recibiese sus ingresos.

Además, la Fiscalía remarca que «la querellada conocedora de que vivía de manera habitual en España y que permanecía en este país, la mayor parte del año, a excepción de sus salidas para cumplir con sus compromisos profesionales y sus actividades de ocio y de que por ello tenía la obligación de tributar en España como persona física por su renta y su patrimonio total, con el deseo de no tributar, utilizó un entramado societario que si bien había sido creado años atrás, no lo modificó en sus líneas esenciales y se sirvió de él en los ejercicios 2012, 2013 y 2014, para ocultar a la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) la renta percibida y a la Agéncia Tributària de Catalunya (ATC) el patrimonio que tenía en estos ejercicios, para así poder dejar de ingresar en la Hacienda Pública española y catalana las cuantías que le correspondían por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y el Impuesto sobre el Patrimonio (IP)».

Para crear y mantener este «entramado societario» Shakira presuntamente contó con la colaboración de abogados norteamericanos y varios asesores fiscales. En este sentido, también se han querellado contra uno de ellos, cuyo despacho profesional en Nueva York colaboró «en el mantenimiento del entramado societario para eludir el pago de impuestos en España».

De la documentación recibida y analizada, la Fiscalía considera que Shakira ha dejado de pagar 12,3 millones la Agencia Tributaria por el IRPF de los ejercicios 2012, 2013 y 2014 y en casi 2,2 millones la suma que tendría que haber pagado a la Agencia Tributaria de Catalunya por el IP en ese tiempo. Por eso, cree que cometió seis delitos fiscales, lo que podía suponer pena de prisión además de multa. La cantante explicó hace unos días que ya ha pagado esta cantidad a Hacienda.

 

Shakira reacciona

Tras la querella que la Fiscalía de Barcelona ha interpuesto este viernes ante los juzgados de instrucción de Esplugues de Llobregat (Barcelona) contra la cantante Shakira por seis presuntos delitos contra la Hacienda Pública por un supuesto fraude de más de 14,5 millones de euros en IRPF e Impuesto de Patrimonio, la oficina de comunicación de la artista colombiana ha querido enviar un comunicado defendiendo a su cliente y puntualizando y aclarando los datos que han podido quedar en duda. A continuación, reproducimos el comunicado íntegro:

1. Shakira no ha recibido la querella formalmente, sino que se ha enterado por la prensa, y lo más grave es que Fiscalía lo ha filtrado repartiéndola a la prensa incluso antes que al Juez extralimitándose de su función con el fin de lastimar su reputación, tan relevante para una artista de su estatus.

2. Shakira ya ha pagado hasta el último euro exigido por la Agencia Tributaria y, por tanto, no debe nada al estado español. No tiene sentido que Fiscalía reclame a Shakira el pago de una fianza obviando que los pagos exigidos ya han sido realizados en su totalidad.

3. Shakira no estuvo más de 183 días en España en los años en cuestión. La artista ha demostrado mediante evidencias contundentes que en ningún caso su estancia ha superado nunca los 183 días de residencia en España entre 2012 y 2014. La AEAT, en cambio, ha utilizado criterios en su escrito muy forzados.

4. El criterio que se le aplica carece de sentido. El criterio de “ausencias esporádicas” que aplica la Fiscalía carece de sentido ya que este sólo es aplicable cuando hay presencia previa. En el periodo de discusión, Shakira era una ciudadana extranjera y hasta 2015 nunca fue residente fiscal en España. En la querella de Fiscalía se aplica por primera de forma artificiosa una supuesta presencia para imponer una tributación en España a alguien que no ha residido previamente. Este hecho marca una diferencia fundamental con respecto a otros casos y, por tanto, lo convierte en un claro ATROPELLO RECAUDATORIO.

5. La estructura societaria que se discute se formó en el 2007 años antes de conocer a su pareja cuando Shakira no vivía en España, ni tenía intenciones de hacerlo y además fue validada por autoridades de la unión europea reiteradas veces como también por PriceWaterhouseCoopers (PwC).

6. Se declara residente en el 2015. En el mismo momento en que Shakira pasa más de 183 días toma la iniciativa de declararse residente fiscal en España y tributar en este país.

7. Shakira ha cumplido en todo momento con todas sus obligaciones tributarias y siguió estrictamente las recomendaciones de PriceWaterhouseCoopers (PwC), sus asesores, uno de los más reconocidos expertos en el mundo y en España en materia fiscal.

8. Shakira ha colaborado de manera abierta. Contrario a lo que dice la Fiscalía, Shakira a través de sus asesores fiscales de EY ha colaborado con la agencia y presentado toda la información de forma clara y transparente con el fin de estipular las cuotas. Es más, la misma artista se ofreció a declarar, y se le declinó este derecho fundamental.

El equipo de Shakira está convencido que se inicia un procedimiento judicial con el objeto de meter miedo al resto de los contribuyentes utilizando a Shakira como chivo expiatorio, ya que ha sido una persona que ha contado toda su vida con una intachable reputación y que nunca ha tenido ningún problema de este tipo puesto que ha buscado siempre la asesoría de los más prestigiosos especialistas como es el caso de PriceWaterhouseCoopers (PwC) y Ernst and Young (EY). Fuentes: Diario 2001 y Revista Hola / Foto: Cortesía