Kendall: ¡Full de venezolanos!

El Globo News –

Desde tiempos recientes se observa la presencia numerosa de residentes venezolanos, así como empresas relacionadas con el país, que aportan al desarrollo de la receptiva y acogedora Kendall.

La población venezolana sale en masa, dada la severa crisis política y social que se vive en la nación suraméricana, siendo Kendall, junto con Doral y Weston, donde se asienta la mayor cantidad de los recién llegados inmigrantes.

Para VÍCTOR HUGO CARVAJAL, procedente de Maracaibo, estado Zulia, “Kendall es una zona de baja criminalidad. Aquí hay calidad de vida y se siente el calor latino. Me vine en el año 2008 con mi esposa y dos hijas.

Afortunadamente nos establecimos en esta acogedora localidad, donde podemos compartir con los cubanos y nicaragüenses, entre otros latinos que conocen los nefastos gobiernos autoritarios. De estos hermanos hemos aprendido mucho”, enfatizó el elocuente empresario.

La emprendedora valenciana ANGÉLICA DÍAZ, nos cuenta que llegó a Miami en julio del año 2004. “Nos radicamos en Kendall donde funciona Q’ Hubo Café, nuestro negocio identificado con Colombia y Venezuela. Aquí hemos encontrado verdaderamente el sueño americano. Hammocks, donde estamos, es un lugar muy bonito y agradable. Respecto a Venezuela, le pido a Dios que mejoren las cosas.

Se le ha hecho mucho daño al país. Diariamente vemos en este café caras nuevas, son personas que están llegando, huyendo de la crisis. Tengo mucha fe en que las cosas cambiarán para bien. Entendiendo que se tomará mucho tiempo para restablecer la normalidad”, expresó Angélica.

Otro venezolano feliz de vivir en Kendall es FÉLIX HERNÁNDEZ: “Era enfermero en Caracas, trabajaba para el Hospital Clínico Universitario, pero lo que ganaba no me alcanzaba para mantener a mi familia, hasta que un día, aprovechando que teníamos visa de Estados Unidos, convencí a mi esposa y nos vinimos en julio del año 2016, desde entonces estamos en Kendall. Esto es una bendición. Nos gusta mucho por su tranquilidad y la vegetación.

Oye, con relación a mi país, siento mucho dolor por lo que está ocurriendo, diariamente hablo con mi mamá y me cuenta que todo está caro. Ella sale y deja el celular porque se lo pueden quitar. Dios quiera que se logre el cambio… hasta cuándo esta gente… Han acabado con toda una nación”.

Los venezolanos se hacen sentir en la comunidad
Mónica, Angélica y Erika Díaz, nativas de Valencia
Víctor Hugo Carvajal