Kershaw brilló con Los Dodgers en el primero de la Serie Mundial

El Globo

El lanzador Clayton Kershaw había adelantado que estaba listo para abrir el Primer Juego de la Serie Mundial y lo demostró con una gran labor sobre el montículo que permitió a su equipo de los Dodgers de Los Angeles vencer por 3-1 a los Astros de Houston.

Pero no sólo venció sino que también convenció e inclusive puso números históricos en un partido que batió la marca de temperatura con 39 grados centígrados en el campo antes que se diese el grito de “play ball”.

Con una asistencia oficial de 54.253 aficionados que se dieron cita en las gradas del Dodger Stadium –la mayor para un partido del Clásico de Otoño en 14 años–, Kershaw tuvo un debut de ensueño al lanzar durante siete entradas completas, espaciar tres imparables, con una sola carrera permitida y retirar a 11 bateadores rivales por la vía del ponche.

“Me sentí bien”, declaró Kershaw, quien mejoró a 3-0 con efectividad de 2.96 y 27 ponches en tres aperturas de esta postemporada. “No sé si se puede diferenciar un partido de playoffs de uno de Serie Mundial. Con la adrenalina, cada juego se siente más magnificado. Pero definitivamente, se siente mucho mejor decir que fue la Serie Mundialy que estamos arriba 1-0”.
El único daño que se le hizo a Kershaw fue un cuadrangular solitario del tercera base Alex Bregman, en el cuarto episodio, que produjo el empate parcial de 1-1 en la pizarra. El Espectador.