Migrantes venezolanos siguen cruzando fronteras hacia el sur

www.elglobonews.com

El cierre de fronteras por el Covid-19 en los países andinos no impide que miles de migrantes venezolanos sigan cruzando por trochas de un país en otro movidos por el “virus del hambre”, todo un desafío para los Gobiernos que tratan de impedir la propagación del coronavirus.

Se cuentan por miles los migrantes venezolanos que cada mes siguen cruzando de Colombia a Ecuador, y de Ecuador a Perú, en busca de un futuro por decenas de pasos ilegales que las autoridades no alcanzan a controlar: cuando destruyen uno, se abre otro.

“Cruzamos por trochas, nos toca pasar un río, caminar el monte con muchos riesgos”, cuenta a EFE Arturo, un joven migrante que este martes se adentraba en el territorio ecuatoriano desde Colombia, tras 21 días “mochileando”.

Para cruzar cada frontera desde su lejana Venezuela, este valenciano paga el equivalente de entre 5 y 10 dólares, una suma nada despreciable para quien no tiene nada.

“No es un secreto que Venezuela ahora está muy difícil. Gracias a Dios nos ayudaron de ACNUR, los organismos mundiales nos han prestado apoyo para refugio, comida y aquí estamos”, dice con un tono conformista impuesto por la ineludible realidad.

Otro joven venezolano relata que por las carreteras que han transitado hay  un “gentío, una multitud”, y no son pocos los peligros que les acechan en su camino a los países del sur del continente, principalmente Perú y Chile, como también al entregar su suerte a las mafias para poder atravesar las trochas.

Perú pone freno

Durante el último año y medio Ecuador ha destruido algunas de estos pasos en su frontera con Colombia, por las que acceden los venezolanos y el contrabando, pero se trata de una gota en un vaso de agua.

Este martes, Perú lanzó una operación con más de 1.200 hombres y 50 vehículos militares, incluidos blindados, para vigilar unos 30 pasos ilegales en su frontera con Ecuador.

El despliegue militar ha dado lugar a algunas situaciones de tensión cuando soldados han efectuado disparos al aire en señal de advertencia, lo que ha propiciado que la Defensoría del Pueblo de ese país recordara “el interés superior del niño, los derechos a la reunificación familiar y a solicitar asilo”. Fuente Caraota Digital

Foto externa cortesía