La dolarización acabó con el bolívar

— Los venezolanos siguen saliendo en busca de mejores condiciones de vida.

Mirian Jiménez   / El Globo News  / 

CARACAS. – La dolarización en Venezuela ha enterrado prácticamente a la moneda nacional. El bolívar está cada vez más devaluado y en muchos lugares no quieren aceptar  como forma de pago.

Los precios en todos los establecimientos comerciales están reflejados en dólares lo que se ha convertido en un grave problema para un sector de la población que no tiene acceso a las divisas y una fuente de riquezas para los especuladores que controlan la economía del país.

La más reciente cotización de la moneda  estadounidense es de 4,20 bolívares por dólar.

El panorama que se vive en Venezuela no es el más esperanzador porque la gran mayoría de los venezolanos cobran en bolívares, sueldos que al cambio no llegan a 4 dólares al mes.

En contraste con ello, hay otro sector de la población que está ganando grandes sumas en dólares y son los que controlan la economía.

PROLIFERAN VENTAS DE PRODUCTOS IMPORTADOS

Es paradójico que en la peor crisis económica que vive Venezuela estén proliferando establecimientos comerciales donde venden productos importados con precios en dólares, la mayoría de ellos inalcanzables para la población de escasos recursos.

Y son precisamente los dueños de estos establecimientos los que frecuentan los restaurantes del este de Caracas, viajan a Estados Unidos, Europa y son dueños de propiedades en el exterior. Se han hecho millonarios en medio de la crisis.

NUNCA PENSARON QUE ESTO PASARÍA

Ni en el peor de los sueños los venezolanos pensaron que vivirían una situación como la actual. Un país petrolero, con las mayores reservas de crudo del mundo, que se perfilaba como una nación pujante en vías de desarrollo, esté viviendo la peor crisis económica de su historia.

La situación que se vive es inaguantable y ha impulsado a la mayor diáspora que se haya visto en el país y en América Latina. Los venezolanos siguen saliendo cada día en busca de mejores condiciones de vida.

Van a países con economías sólidas, como Estados Unidos, Canadá, España, que les permita lograr una estabilidad para ellos y sus familias.

DEJARLO TODO

No es fácil dejar todo lo que con tanto esfuerzo se construyó en Venezuela para emprender un peregrinar en busca de mejores condiciones de vida, y eso es lo que estamos viendo en este momento.

Profesionales que dejan sus oficinas, consultorios y pequeñas empresas y salen del país con lo poco que puedan llevar en busca de mejores condiciones de vida para ellos y sus familias.  Foto cortesía.