La India sucesora de Celia, 30 años de carrera artística

Rafael fuentes Jr.

El Globo News/

 Es un personaje de la salsa que ha pasado desde la ópera hasta el tango. Antes de cantar, incursionó en el modelaje. Cantantes como Celia Cruz o Juan Gabriel reconocieron y contribuyeron a la leyenda musical de la intérprete. Por su éxito rotundo, acumula premios como dos récords Guinness.

Su abuela le puso el nombre de India. La señora, Justa Guadalupe, poco puede imaginar que Linda Bell Viera Caballero, nacida en Puerto Rico, y criada en el Bronx neoyorquino, se convertiría en una de las más grandes artistas de la música llamada salsa. Empezó en el medio artístico como modelo, tomó lecciones de ópera y entró hasta en el tango. Su primer disco en solitario, “Breaking Night”, con el que se avizoró el nacimiento de una nueva Madonna, versión latina. Sin embargo, Linda Bell tenía su identidad propia, sus aspiraciones; quería ser original y no copia. Tres años después de su exitoso debut con estilo hip-hop y en idioma inglés, la cantante se redefinió y tomó el camino que la ha hecho más famosa: el de la salsa. El 1992 marcó un viraje total con el fonograma: “Llegó la India vía Eddie Palmieri”, álbum que la hizo alcanzar la fama en el mundo latino y una nominación al Premio Lo Nuestro como “Artista Femenina Tropical”.

Para 1994, India se reservó un bombazo: el disco “Dicen que soy”, con temas de trascendencia mundial como “Vivir lo Nuestro” y que la consolidaron como ícono del pentagrama salsero. El éxito de ese álbum le valió un Premio de la Música Latina de Billboard y tres nominaciones al Premio Lo Nuestro, en 1995.

LA INDIA tiene otro suceso musical titulado “Propiedad privada”

Estados Unidos se rindió a su fuerza vocal, a sus notas que hacen vibrar corazones, y llegó al puesto número cuatro de sus éxitos. Lista para seguir regalando arte, grabó en 1996 “Tito Puente/India Jazzin with the Count Bassie Orchestra” y ahí no se detuvo: cantó a dueto con la gran Celia Cruz. Dos récords Guinness, millones de copias vendidas de sus discos, incontables números uno, una calle lleva su nombre y el título de La Princesa de la Salsa, son el fruto de un talento inigualable a lo largo de 30 años que parecen solo el comienzo.

Y es que, en artistas como La India, siempre tenemos la sensación de que nos queda mucho por ver, mucho que escuchar… Su nuevo trabajo discográfico amenaza con irse rápidamente a los primeros lugares dada su calidad interpretativa y lo bien lograda que quedó esta producción cuyo single promocional “Propiedad privada” ya está sonando en los mercados internacionales. Otro hit para la carrera de esta singular cantante que se ha mantenido en el medio por su gran talento y su inmensa simpatía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: