La migración latina ha incrementado población en zona oeste de Florida

  • Familias enteras que han cruzado por la frontera sur se han asentado en esta parte de Florida.
  • Fue una de las zonas más afectadas por el huracán Ian /

Aida Salazar / El Globo News /

MIAMI. – El huracán Ian impactó una de las zonas de mayor crecimiento de Florida y de Estados Unidos, afectando a  cientos de miles de personas, muchas de las cuales nunca habían experimentado la fuerza de un huracán.

Florida ha sumado casi 3 millones de personas desde 2010. Y la zona de Fort Myers, que fue devastada por la mortal marejada ciclónica de Ian, fue nombrada recientemente la sexta ciudad de más rápido crecimiento del país por la Oficina del Censo de Estados Unidos.

De acuerdo a los datos de la Oficina del Censo la población del área metropolitana de Fort Myers-Cape Coral en el año 2000 era de unos 444.000 habitantes, y para 2021 se había disparado a más de 787.000.

Ello se debe en gran medida a la cantidad de inmigrantes que han llegado recientemente a Estados Unidos provenientes de países del sur y centro américa, que luego de cruzar la frontera en Texas llegan a esta zona donde las rentas son más baratas que otros lugares de Florida como el sur este, donde se ubica Miami.

Estas poblaciones situadas en la costa oeste del estado, han resultado el lugar adecuado para la elevada cantidad de migrantes que llegan a Estados Unidos en busca del “sueño americano”.

La migración latina ha hecho que la población de Florida se haya incrementado considerablemente. En el último año se ha triplicado la cantidad de  venezolanos, colombianos, peruanos, salvadoreños, hondureños que luego de llegar a la frontera sur en Texas hacen el recorrido hasta Florida y se han asentado en ciudades como Orlando, Tampa y Fort Myers.

Desafortunadamente hoy están viviendo una nueva tragedia a consecuencia de los graves daños causados por el huracán Ian en esta zona de Florida.

Pero estas poblaciones son resilientes y con seguridad volverán a levantarse  gracias a la atención del gobierno federal y estadal, así como de otras instituciones públicas y privadas, presentes en las ciudades afectadas. Foto fuente externa