Migración venezolana podría ayudar a reactivar la economía de la región

el Globo News/

El columnista de Bloomberg experto en asuntos de América Latina, Marc Margolis, expuso una serie de razones por las que los países de la región no deberían victimizar la migración venezolana, sino aprovechar su ímpetu para reactivar la economía de la región, fuertemente golpeada por la pandemia del coronavirus.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) precisó que 5,4 millones de venezolanos migraron, en medio de la emergencia humanitaria del país. Para muchos de ellos, su nuevo hogar se encontró en algún país latinoamericano, pero se acumula la reacción en contra de la castigada diáspora.

Margolis apuntó que la crisis migratoria venezolana “es la mayor calamidad humanitaria del mundo después de Siria”. Además, aseveró que, en medio de la pandemia de coronavirus y la crisis económica mundial, los venezolanos se enfrentan a una creciente hostilidad y a convertirse en chivos expiatorios.

“Indiscutiblemente, el ataque de los refugiados se suma a la carga de los vecinos continentales de Venezuela, que ya deben atender a sus propias poblaciones vulnerables”, expuso.

Por otra parte, Margolis citó las cifras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que puntualizó que la pandemia destruyó 34 millones de trabajos en la región. En tal sentido, expuso que las naciones de América Latina y el Caribe deben aprovechar a los venezolanos para reimpulsar sus economías.

“La creciente hostilidad hacia los recién llegados necesitados no solo agrava una tragedia humanitaria sin precedentes, sino que es históricamente miope y económicamente obtusa”, acotó Margolis.

Se pueden aprovechar las habilidades de la migración venezolana

La OIT argumentó en un estudio reciente que los países anfitriones pueden emplear las “habilidades, experiencia y agallas” de los migrantes venezolanos. Al respecto, Margolis reiteró que las naciones deben dejar atrás los “daños e injusticias de una política de puertas cerradas”

“Pensamos que los migrantes son vulnerables, pero producen, consumen y contribuyen a las sociedades y la economía (..) Si los protege y reconoce, eso es ventajoso para el estado anfitrión“, dijo el especialista en migración de la OIT, Francesco Carella.

Margolis concluyó que la inclusión de los venezolanos eliminará el incentivo de pagar menos a los ilegales y brindará un escenario con “igualdad de condiciones”.

“Evitar a los vecinos necesitados no es simplemente redoblar la injusticia; también es autolesión. América Latina ya ha tenido suficiente de eso”, puntualizó. Fuente CD  

Grafica externa cortesía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.