LA VERDAD DE LO QUE ESTÁ PASANDO CON EL JUICIO POR EL ESEQUIBO EN LA CORTE INTERNACIONAL DE JUSTICIA

Por Carlos Ramírez López  
@CarlosRamirezL3 /

Recapitulando: Guyana demandó a Venezuela por ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para la adjudicación formal y definitiva de 159 mil kilómetros cuadrados que forman parte de nuestro territorio por estar dentro de los límites de lo que eran las provincias de lo que se denominaba la Capitanía General de Venezuela que declararon su independencia de España el 5 de julio de 1811.

La disputa se mantuvo en terrenos diplomáticos que incluyen un instrumento denominado “Acuerdo de Ginebra” que se firmó en febrero de 1966 en el cual las partes se dieron 4 años para una solución amistosa a la que no se llegó por lo que las partes renovaron el compromiso de la vía de la negociación, esto mediante un nuevo pacto denominado “Protocolo de Puerto España” que se firmó en junio de 1970 en el que restablecieron la alternativa diplomática para resolver la disputa dándose para ello 12 años más. En este caso se incluyó la intermediación de la figura diplomática de “Buenos oficiantes”. Esto tampoco produjo resultado.

EL CASO PASA AL TRIBUNAL

El 30 de enero de 2018 el secretario general de la ONU Antonio Guterres declaró agotada la etapa de negociaciones diplomáticas directas que ya habían transcurrido durante todo el tiempo de los gobiernos de Chávez y de Maduro y remitió el caso a la CIJ para que decidiera judicialmente. Esta decisión ya había sido recomendada por el anterior Secretario General Ban Ki-moon. Nicolás Maduro negó competencia a la Corte; en cambio Guyana lo admitió con alborozo apoyada por empresas transnacionales que desesperan por explotar las tantas riquezas naturales que hay en la zona en reclamación.

Este proceso lo describimos en un artículo que publiqué en septiembre de 2018 al que puede accederse mediante este enlace:

http://www.el-nacional.com/noticias/columnista/para-entender-caso-esequibo_251459

GUYANA APOYADA POR PETROLERAS DE ESTADOS UNIDOS Y DE CHINA

Como dijimos, a la determinación del Secretario General de la ONU de enviar el caso a la CIJ se sumó entusiastamente Guyana que procedió a demandar a Venezuela para la adjudicación formal y definitiva del territorio en disputa  y del cual de hecho, abusivamente ocupa y autorizó su explotación a la poderosa Exxon-Mobil y también a la petrolera China National Offshore Oil Corporation, empresas que se distribuyen esa actividad petrolera en la zona en proporciones de 70 y 30 por ciento respectivamente.

LOS INTERESES DEL NARCOTRÁFICO EN LA ZONA EN RECLAMACIÓN

Los intereses económicos que penden sobre esa zona en reclamación incluyen una fuerte actividad de narcotráfico tal y como lo ha determinado la American Security Proyect (ASP) en un informe detallado sobre la potencialidad de la zona que podría estar por el orden del millón y medio de barriles diarios de petróleo lo cual indica que Guyana, con apenas un millón de habitantes tendría más riqueza que Kuwait o que los Emiratos Árabes Unidos.

GOBIERNO ALTAMENTE CORRUPTO EL DE GUYANA

Pero, es que además del asunto petrolero, Guyana es un país donde altamente corrupto como lo reseña el propio Departamento de Estado de EEUU en informe del Control de Narcóticos: https://www.state.gov/j/inl/rls/nrcrpt/2013/index.htm

 Esto lo expuse con más detalles en un artículo de diciembre 2018. Acceder:

En el informe se concluye en que: “Los traficantes son atraídos por los puertos poco vigilados del país, pistas, áreas remotas, intrincada red fluvial, fronteras terrestres porosas y poca capacidad del sector seguridad lo cual permite a los contrabandistas atravesar fronteras terrestres con Brasil Venezuela y Surinam. La cocaína a menudo se oculta en productos legítimos y se contrabandea por medio de barcos comerciales, transporte aéreo, mensajeros o servicios postales”.

LA INFLUENCIA CUBANA

Desde cuando Fidel Castro la infiltración cubana mantiene una activa intervención en la zona, incluso ha suscrito un convenio de tránsito con vuelos directos La Habana-Georgetown sin restricciones que hasta eliminó la necesidad de visado entre ambos. Castro allí avizoró un punto de apoyo para su proyecto de intervención en la zona. A tales efectos esa relación fue delineada en su discurso del 8 de diciembre 2002 que concluyó así: “En nombre de la amistad y de los lazos históricos, culturales, familiares y de todo tipo que nos unen, les agradezco a todos ustedes, entrañables hermanos, el inmenso honor de haber aceptado la invitación a celebrar el 30 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas de Barbados, Jamaica, Guyana y Trinidad y Tobago con nuestra Patria, una hermosa página de solidaridad sin precedentes en nuestro hemisferio. Los hijos de Cuba están y estarán a la entera disposición de ustedes, nobles y abnegados compatriotas caribeños. Les reitero, en nombre de nuestro noble y heroico pueblo, que el Caribe siempre podrá contar con la eterna amistad, el desinterés, la gratitud y el apoyo pleno y total de sus hermanos cubanos”.

http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/2002/esp/f081202e.html

LA HIPÓCRITA POSICIÓN DE MADURO

No es descabellado deducir que las actuaciones tanto de Chávez como de Maduro en este tema estén marcadas por esa relación Guyana-Cuba, y tanto es así que al margen del diferendo Maduro ha mostrado sin disimulo su asociación en todo sentido con el gobierno guyanés como lo he explicado y puede verse en este enlace:

LA POSICIÓN DEL GOBIERNO DE MADURO EN EL PROCESO

Ya trasladado el conflicto territorial a la CIJ, el gobierno de Maduro sosteniendo que lo procedente es continuar con las gestiones amistosas, asumió la postura de no reconocer autoridad ni competencia de ese Tribunal como lo manifestaron Delcy Rodríguez y Jorge Arreaza en escrito que le consignaron en junio 2018 en el que manifestaron que no intervendrían en el proceso, postura que fue rechazada por sentencia de la CIJ del 18 de diciembre del 2020 por la que desestimó esa posición y se declaró competente para conocer la reclamación guyanesa. Ver sentencia:

https://revistas.urosario.edu.co/xml/4295/429566597007/index.html

EL PODEROSO TEAM DE GUYANA LO PAGA EXXON MOBIL

Mientras tanto Guyana armó un poderoso equipo de abogados de varios países entre quienes se encuentran Sir Shridath Ramphal quien fuera secretario general de la Commonwealth; los expertos en derecho internacional Paul Reichler y Payam Akvan, abogado permanente de la Corte de Arbitraje de La Haya; el bufete de abogados del Reino Unido Matrix Chambers; Paul Reichler del influyente bufete norteamericano Holey-Foag. La petrolera Exxon-Mobil se hizo cargo del pago a dichos abogados y en un primer momento anunció para ello un desembolso de 15 millones de dólares tal y como fue ampliamente anunciado por el propio gobierno de Guyana.

LOS ENCARGADOS POR VENEZUELA

A esa batería profesional quien se le opuso en un primer momento fue la delegación designada por Maduro que integraron Delcy Rodríguez y Jorge Arreaza quienes fueron a desconocer la competencia de la CIJ para el caso por lo que no se participaría en él.

EL SOLO APARENTE CAMBIO DE MADURO

El gobierno de Maduro rendido ante la decisión de la Corte y tratando de cuidar apariencias en un litigio que en realidad lo que quiere es perderlo, cambió de actitud, mandó a un equipo a hacerse presente y el 7 de junio 2022 y consignaron un escrito con “Defensas Preliminares” objetando la admisión de la demanda de Guyana e insistiendo en su inadmisibilidad. Además, nombró representantes a título de “coagentes” para el juicio, son Samuel Moncada, Félix Plascencia, y la profesora UCV Elsie Rosales García. Guyana calificó estas objeciones como un recurso dilatorio. Ahora se espera por la respuesta de esta demandante para la imparable continuación del juicio.

LA INERCIA EN LA DEFENSA MILITAR

Y decimos que lo anterior se trata de pura apariencia por el complaciente entreguismo de permitir la ocupación territorial que sobre la zona en reclamación viene ejerciendo sin pausa el gobierno guyanés y las empresas petroleras en la zona en reclamación. En este caso se impone la contención militar porque Guyana de hecho se apodera de lo que se litiga en el tribunal mediante esa criminal abstención del uso de la Fuerza Armada en esa que es la actividad primordial que le corresponde y que ha olvidado ejercer para estar matando estudiantes y sirviendo de soporte al ilegítimo y dictatorial régimen.