Las encuestas no siempre garantizan el resultado electoral

El Globo News/

MIAMI. – Los estadounidenses acostumbrados a los debates electorales, esperaban oír las propuestas de los dos candidatos para así definir quién, a su juicio, es el merecedor de ocupar la Casa Blanca.

Pero el país vive una campaña inusual: la pandemia, la recesión económica y el desempleo, así como las protestas sobre la violencia policial y la justicia racial, eclipsaron el debate nacional y electoral y es sobre todo lo que los electores quieren escuchar, como termómetro para sendos candidatos.

Las encuestas, realizadas por los medios de comunicación, no tienen la última palabra en materia electoral y eso ha quedado demostrado en otras oportunidades.

Se conoció que estas semanas Joe Biden ha tomado ventaja, sobre el presidente Trump, según una encuesta nacional realizada por The New York Times y Siena College.

Según el periódico neoyorquino, Biden estaría por delante de Trump en 14 puntos porcentuales, obteniendo 50% de los votos frente al 36% para el presidente. Pero hoy, a menos de cien días para la elección del 3 de noviembre, queda mucha tela que cortar y casi a diario cambian los matices con que se debaten asuntos de la vida nacional.

En octubre de 2016, por ejemplo, a tres semanas de la elección, todas las encuestas daban la victoria a Hillary Clinton. Que se repita este escenario es cuestión de las circunstancias directas que puedan afectar la campaña Biden versus Trump en el más mínimo de los asuntos clave de aquí a noviembre. Hace cuatro años fue el hackeo de los emails al equipo de campaña de Clinton, sumado a la injerencia de Rusia.

El manejo de la pandemia del coronavirus, desde su dispersión en febrero y las protestas raciales por el asesinato de George Floyd a manos de policías, en mayo, golpeó la popularidad de Trump como quizá ningún otro suceso político y social haya afectado a un presidente de USA en muchos años.

Quienes le siguen apoyando no olvidan los recuerdos de la mayor expansión económica del país en una década, los más bajos índices de desempleo en 50 años, o la guerra comercial con China frente al América Primero como banderas estadounidenses.

Después de los fracasos con el Brexit en Gran Bretaña, el referéndum sobre la paz en Colombia y las elecciones de 2016 en USA, parece que lo más sensato es no fiarse de las encuestas.

En Estados Unidos el voto popular no se traduce en la victoria de forma automática en las elecciones presidenciales, el ganador es el que más votos electorales tenga en función de los estados que haya ganado. Fuente Diario Las Américas

Foto cortesía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: