Las grandes tecnológicas se unen para eliminar las contraseñas

El Globo News (Miami Dade)

La contraseña es esa incomodidad necesaria que separa al usuario de una pesadilla y el caos absoluto: que los datos privados o bancarios caigan en manos ajenas y convertirse en un auténtico problema con consecuencias insospechables.

El imparable incremento de los ataques mediante técnicas de phising obliga a emplear contraseñas cada vez más complejas y protegerlas con una imprescindible verificación en dos factores. Lo que antes resultaba molesto, ahora puede convertirse en una verdadera aventura de códigos en el móvil, sumas y toda clase de tretas con los que los sistemas verifican la identidad del usuario y evitan multitud de ataques.

Pues bien, la gran noticia es que parece que, por fin, las contraseñas podrían ser un mal recuerdo y dar paso a un sistema mucho más cómodo y seguro: la biometría.

Tanto Apple, Google como Microsoft, han aceptado la implementación en sus respectivos navegadores del sistema sin contraseñas propuesto por el consorcio FIDO.

Este organismo, creado por diversas empresas del sector de la tecnología en 2013 con objetivo de “resolver el problema de las contraseñas en el mundo”, ha anunciado que Google, Apple y Microsoft, han llegado a un acuerdo mediante el cual se comprometen a superar las contraseñas. Si bien esta rúbrica no se concreta en nada tangible en este momento, supone un paso gigante en un reto que se comenzó a plantear con seriedad en 2016. El sector está de acuerdo en reconocer el problema: las contraseñas son, al día de hoy, un lastre para el usuario y la industria.

Un reciente estudio llevado a cabo por Panda Security ha revelado que un tercio de los usuarios repite la misma clave (o con pequeñas alteraciones). El peligro es evidente: si un ciberatacante se hace con la contraseña de un sitio y esta se repite, podrá tener acceso al resto de los perfiles, multiplicando el daño. Fuente El País. Foto referencial