Londres recupera la normalidad tras el ataque

El Globo News

El Reino Unido ha reducido de “crítico” a “grave” el nivel de alerta terrorista tras la detención de dos hombres en relación con la explosión del viernes en un tren del metro de Londres, informó la ministra de Interior, Amber Rudd.

Rudd dijo que la Policía ha hecho importantes progresos en la investigación sobre el ataque, en el que 30 personas resultaron con heridas leves por la explosión de un artefacto en la estación de Parsons Green, en el suroeste de Londres.

El nivel “grave” -el segundo más alto de una escala de cinco- significa que un ataque terrorista es altamente probable.

La ministra explicó que la decisión de reducir la alerta ha sido tomada por el Centro de Análisis Conjunto de Terrorismo, compuesto por representantes de 16 departamentos del Gobierno y con sede en las oficinas de los servicios secretos MI5 (interno).

“Grave significa que un ataque es altamente probable, por lo que pediría a todos que estén alertas pero no alarmados”, añadió Rudd.

La decisión se conoció después de que la Policía arrestase este fin de semana a dos jóvenes, uno de 18 y otro de 21 años, en conexión con el ataque, en el que un artefacto de fabricación casera explotó parcialmente en un vagón de un tren y provocó un fuego.

Uno de ellos fue detenido en la terminal de salidas de transbordadores del puerto de Dover, en el Canal de la Mancha, y el otro en el oeste de Londres. Ambas detenciones se realizaron bajo la Ley contra el Terrorismo. Las fuerzas del orden no han facilitado aún ni las nacionalidades ni las identidades de los dos arrestados.

El grupo terrorista Estado Islámico (ISIS) se responsabilizó del ataque, aunque Amber Rudd dijo a la BBC que “no hay evidencias” de que esa organización estuviera detrás de este ataque.

La bomba causó víctimas limitadas en el metro porque no estalló completamente, señalaron las autoridades. La mayoría de los heridos en la explosión del viernes en un tren de la línea District sufrieron quemaduras, mientras que otras lesiones se produjeron a consecuencia de los empellones y golpes por el pánico.

Kennia Espinoza