Los estadounidenses, llamados a celebrar el 4 de julio en sus hogares

El Globo News/

Estados Unidos se dispone a celebrar su gran fiesta nacional, el 4 de julio Día de la Independencia, bajo estrictas restricciones en buena parte del país para evitar la propagación del coronavirus.

USA registró este jueves un récord de nuevos casos en un solo día por sexta vez en nueve días, superando los 52.000. Los gobiernos locales, temerosos a que los contagios continúen la senda alcista si la gente sale a las calles, han eliminado varias de las tradicionales actividades, incluidos desfiles y lanzamientos de fuegos artificiales.

Las autoridades sanitarias, que ven este fin de semana como una prueba de fuego, han hecho un llamado a que los estadounidenses festejen en el patio de sus casas, en grupos pequeños, y han reforzado la importancia de usar mascarillas en lugares públicos.

A pesar de que los casos han aumentado esta semana en 40 de los 50 Estados, el presidente Donald Trump no ha abandonado sus planes de celebración. El mandatario tiene previsto participar esta noche en un espectáculo de pirotecnia en el Monte Rushmore, Dakota del Sur, y luego volver a Washington donde pronunciará un discurso el 4 de julio.

La capital estadounidense acogerá este sábado el sobrevuelo de aviones militares y lanzará más de 10.000 fuegos artificiales en el National Mall, donde se concentran los monumentos a figuras históricas y eventos que han marcado el destino de este país. Será “el más grande en la memoria reciente”, adelantó el secretario de Interior, David Bernhardt. Según el Pentágono, regalarán hasta 300.000 mascarillas a los asistentes.

Las playas, que reabrieron el último fin de semana de mayo para el Día de los Caídos, estarán cerradas este 4 de julio en varios puntos del país, incluidos el sur de Florida, el sur de California y la costa del golfo de Texas. Estos tres Estados, los más grandes de la nación, han sido algunos de los más afectados por los nuevos brotes de contagios.

El departamento de salud de Los Ángeles, uno de los epicentros de la pandemia en California, además de ordenar el cierre de las playas, suspendió los espectáculos de fuegos artificiales. “Lo más patriótico que pueden hacer este año es quedarse en casa”, sostuvo el doctor Peter Beilenson, director del Departamento de Servicios de Salud del Condado de Sacramento. Fuente externa

Foto cortesía

A %d blogueros les gusta esto: