Ludopatía un problema social

El Globo News/

Gunter Lorenzo
Psicólogo Clínico

MIAMI. -A propósito de las bancas de apuestas, la ludopatía es una patología que amenaza a las familias, las sociedades y a los países del mundo.

Es conocida mundialmente, es progresiva y produce en el individuo una necesidad creciente de jugar, no importa las consecuencias que traiga el juego, es incontrolable dejar de jugar, la asociación americana de psiquiatría (APA) y la Organización Mundial de la Salud conocen de su impacto a nivel mundial.

Esta patología no se da en todos los juegos, solo en algunos de manera específica, solo en los juegos en donde transcurre poco tiempo, desde que se jugó y la recompensa por haber jugado, entre estos están, el bingo, casino, lotería, palé, caraquitas y juegos online, que también son adictivos.

El ludópata es una persona que, por su condición, presentará conductas adictivas igual a cualquier otro adicto a sustancias o alcohol.

La cosa es que como la repetición de esa conducta le da placer, esto lo lleva al aumento de la frecuencia con el objetivo de recibir la recompensa en menor tiempo, intervienen lógicamente químicos cerebrales como son, la dopamina y las endorfinas, estas actúan a nivel del encéfalo para producir las conductas que denominamos en salud mental patológicas.

La perdida del control en la inhibición de la conducta es la consecuencia que las personas experimentan al ser adictos a cualquier juego, existe el riesgo del síndrome de abstinencia si el hábito es interrumpido.

No existe una causa concreta para determinar la ludopatía, sin embargo, intervienen muchos factores que desencadenan en el desarrollo del juego patológico, esta enfermedad a diferencia de otras no depende de alguna predisposición genética.

Se cree que una de las razones que podría influir en el desarrollo de la ludopatía es la habito o la exposición, ya que se ha demostrado que los hijos de jugadores tienen riesgo de jugar por imitación, existe una cierta propensión al juego si son expuestos de manera directa.

Las comunidades donde la pobreza se asoma, donde se fomenta el juego, sin restricciones y se practica como algo normal, existen mayores factores de riesgo de caer en este trastorno, las bancas de apuestas de números, deportivas, bingos, casinos, etc. son entornos donde la ludopatía es normal dentro de muchas familias, aunque se ve como una conducta normal, produciendo como parte de sus daños colaterales, divisiones de familias, conductas disruptivas, robos y problemas sociales y económicos.

El riesgo para las personas con problemas psicológicos es latente, ya que esta conducta puede ofrecerles una aparente salida, que puede derivar en ludopatía, el componente adictivo de algunos juegos es determinante para detonar esta conducta que va ganando adeptos cada día, basada en una conducta que se premia.

Abandono social, problemas económicos, trastornos de ansiedad y cambios en la personalidad son algunos de los síntomas que vienen como producto la ludopatía, esta patología tiene solución y su tratamiento debe ser atendido por algún profesional de la conducta y/o calificado o un equipo multidisciplinario competente.

Foto referencial.