Manos a la obra 2018: ¡Es la hora de la unidad nacional!

Pedro Mena

Se inicia un nuevo año 2018, bajo las miradas y expectativas del mundo democrático internacional, que tiene sólidas aspiraciones de ayudar a resolver definitivamente la crisis humanitaria, política y económica del país.

La oposición actualmente dividida y fracturada , obra y gracias de la estrategia exitosa del G2 cubano y sus aliados en sectores radicales extremistas,  hace grandes esfuerzos para tratar de revivir la esperanza y el renacer de la confianza de los venezolanos en sus proclamas , que no pasan de ser simples y trajinados discursos añejos y demagógicos,  sin ningún impacto positivo en la población, que solo reflejan la desgracia común del venezolano, sin ningún mensaje de aliento en la lucha presente y futura .

Es lamentable el pobre discurso reiterativo de nuestra tragedia, que funciona como una grabadora permanente en las mentes de los venezolanos afectados por esta grave crisis ,solo esbozando simples consignas orales: ¡“Este  será el año 2018 de nuestra libertad “! 

Los dirigentes opositores sean  de la MUD o de Soy Venezuela, ambos enfrentados, por la botella vacía dejada por  los borrachos   del poder, no entienden todavía, con algunas honrosas excepciones,  que esa política del desgaste y peleas sin sentidos, solo benefician al gobierno y sus aspiraciones  de perdurar para siempre en el poder autocrático. 

Basta ya de fraseologías baratas y superficiales, que no profundizan en la búsqueda colectiva, de lograr la Paz, libertad y democracia para los venezolanos, 

Llego la hora de parar la demagogia y la politiquería barata, y trabajar en la práctica para  trazar una línea realista y verdadera, que marque la hoja de ruta unitaria, sin exclusión de nadie, a fin de reconstruir un poderoso frente o bloque opositor que nos pueda garantizar el rescate de la confianza y la fe del pueblo opositor en la batalla final contra la dictadura.

Todos unidos podemos luchar y vencer a la dictadura. Divididos y fracturados en grupos antagónicos. Sólo lograremos perder el país  y consolidar al castro comunismo en el poder por muchos años.

Compatriotas de la MUD y de Soy Venezuela ustedes tienen la gran responsabilidad histórica de limar sus diferencias y dar un paso firme y convincente en el fortalecimiento de una verdadera y realista opción. Unitaria  capaz de obtener la victoria popular.

Como un venezolano más, estoy  presto a su llamado al reencuentro  de la Unidad Nacional para lograr un gobierno democrático de todos y para todos sin exclusión.

Con fe en Dios. Esperanza en nuestro pueblo y Valentía para derrotar la ¡dictadura!

¡Ustedes tienen la palabra!