Miami es la capital del exilio venezolano en Estados Unidos

Kennia Espinoza / El Globo 

Miami, se ha convertido en el nuevo hogar de miles de venezolanos que decidieron salir de su país en busca de un mejor futuro ante la severa crisis económica que afronta Venezuela. Los venezolanos emigran  al sur de la Florida por la cercanía cultural con Venezuela, y hay áreas con significativas comunidades venezolanas como la Ciudad del Doral y Weston.

Miami se ha convertido en una zona metropolitana, pues engloba distintas ciudades y barrios cada uno con diferentes características demográficas y algunos mejores o más tranquilos que otros.

Se estima que en el Condado de Miami Dade, al sur del estado de la Florida, más de 102 mil venezolanos estarían haciendo vida en la llamada ciudad del sol. Conocida también como la capital de Latinoamérica, Miami es sin duda una urbe especial, que ha sabido abrirle los brazos a los venezolanos; no en vano los supermercados venden «harina pan», queso blanco rayado y hasta la popular malta, para satisfacer el paladar de los hijos de Bolívar.

La arepa, la empanada, los patacones y la aguita e sapo también han conseguido un lugar entre el corre corre y el olor a playa típicos de Miami. El papelón con limón se sirve antes de pedir el almuerzo, y el arroz con leche al terminar de comer; seguido del guayoyito claro.

Empresas de venezolanos se ha arraigado en Miami. Desde panaderías hasta restaurantes de comida típica venezolana como «El Arepazo 2», sitio de encuentro de los venezolanos en Miami.

Este local de comida típica se ubica en la ciudad de Doral, conocida como «Doralzuela», donde el acento venezolano se escucha en cada esquina, ni hablar de los aplausos en el «Paseo de Las Artes», donde se presentan reconocidos artistas que también tuvieron que comenzar una nueva vida lejos de su amada tierra natal, en busca de un mejor futuro.

Los 259 mil venezolanos residenciados en Estados Unidos (Censo oficial) representan solo el 0,5% de los 51.927.000 de hispanos que se encuentran en territorio estadounidense. Sin embargo, los venezolanos tienen el más alto nivel educativo entre los hispanos y los estadounidenses en general.

Un 51% de ellos, con más de 25 años de edad, cuenta con una licenciatura o grado técnico (solo 15% se queda con un diploma de bachiller). Comparativamente, el 13% de los hispanos y el 29% de los estadounidenses tienen formación universitaria, según informe de Pew Hispanic Center.

Geográficamente, el 65% se ubican en el sur de EEUU, mayoritariamente en Florida (41%). En el condado de Miami-Dade vive la mayor comunidad con 46.851 personas, sigue Broward con 23.343.

La influencia de esta comunidad empieza a estar presente en la política estadounidense. En noviembre de 2012 fue proclamado Luigi Boria como alcalde de Doral, el primer venezolano en ocupar este cargo público en una ciudad estadounidense. El 18% de la población de Doral es de origen venezolano.