¡Navidad sin presos políticos!

El Globo News –

Por Pedro Mena

La lucha por la defensa de los Derechos Humanos y sus franca violaciones por parte de la dictadura de Maduro en Venezuela está contenida en todos los informes de las Ong’s especializadas e independientes, y recientemente en el segundo documento “Informe Bachelet”, elaborado por la Alta Comisionada de la ONU, consignada ante la plenaria de esta importante organización de naciones. Todas ellas revelan el incremento irracional de las distintas facetas de la violencia del estado como política, contra sus adversarios y ciudadanos por pensar distinto.

Hoy los daños son inauditables. Cada día las cifras y dimensiones de la agresividad patológica de los funcionarios policiales, militares y de los llamados grupos paramilitares “Colectivos”, es mayor, con una característica de locura total por las atrocidades de sus actos de barbarie criminal cometidos, que sobrepasan las fronteras del respeto a la condición humana. Un ejemplo del genocidio en acción contra los venezolanos en su “holocausto tropical” actual.

Hacen juego de sus experiencias con los “instructores y torturadores” del G2 cubano al frente de sus barbaridades contra presos políticos civiles y militares en los diversos centros de torturas instalados en el país. No existe lugar donde no estén actuando estos bárbaros sin control alguno. Son la peor expresión de la civilización actual y por lo tanto considerados “exterminadores de la raza humana”.

Un régimen aislado de la comunidad internacional, sin recursos económicos, sin posibilidades de tener crédito bancario, y con fuertes restricciones económicas esta condenado a la desaparición a mediano y largo plazo.

Los presos políticos civiles y militares, actualmente encarcelados y torturados bárbaramente, sin fórmulas de juicio, son las victimas que más requieren de nuestra solidaridad y apoyo humanitario, porque son ellos “héroes de los calabozos”, sacrificados, muchas veces olvidados por sus compañeros opositores, y que sufren segundo a segundos las peores agresiones contra su estabilidad física y psicológicas, vidas sacrificadas y echadas al olvido por algunos actores de la política nacional.

Hoy reclamamos ante a la comunidad internacional la grave situación del Diputado Requesens, cuyo caso ha sido diferido varias veces por el tribunal de su causa, otro ejemplo es Roberto Marrero, secretario y jefe de gabinete del presidente Guaido con “pruebas montadas y sembradas” por lo esbirros del SEBIN. Ambos son víctimas del terrorismo judicial del régimen y del “ruleteo” interno contra nuestros hermanos presos ilegalmente. Basta ya de injusticias por quienes deben impartirla con equidad jurídica.

La dictadura actúa con saña y odio visceral contra los detenidos de conciencias aplicando toda su capacidad de violencia física y psicológica. Ahora ante él evidente compromiso político con la ONU, pone en práctica nuevamente el conocido método cubano “la puerta giratoria” que les permites jugar con las necesidades de libertad requerida por la comunidad internacional, al soltar algunos presos de menor importancia e ingresar otros de mayor relieve político, presto al negocio del trafico y la extorsión, caso reciente del Diputado Gilbert Caro nuevamente secuestrado y preso ilegalmente violando su inmunidad parlamentaria.

Es la hora de la solidaridad internacional con nuestros presos políticos civiles y militares sometidos a la barbarie de las torturas físicas, psicológicas y asesinatos.

Apoyamos la iniciativa de solicitar el Premio Nobel para la organización Foro Penal, en especial para su líder y presidente Alfredo Romero. Respaldemos sus luchas, es nuestro deber como venezolanos patriotas. Confiemos en Juan Guaidó y en los diputados de la AN legitima,

¡Nadie nos detiene en la consolidación de nuestra fuerza opositora para ratificar el 5 de enero 2020 al presidente Guaido al frente de la Asamblea Nacional legitima y la presidencia constitucional de Venezuela!,

¡Solicitamos una navidad sin presos políticos!

¡Libertad para Marrero, Guaripano, Requesens y Caro!

A %d blogueros les gusta esto: