NECESITO DINERO

Dr. Renny Yagosesky

Es difícil conocer a alguien que no necesite dinero. Incluso lo más pudientes, parecen tener un apatito insaciable en el tema de las ganancias materiales. Recuerdo que cierto día, le pregunté a un millonario por qué seguía esforzándose tanto, cuando sus ganancias eran tan grandes y dirigía tantos negocios productivos. Para mi sorpresa, su respuesta fue… “lo hago por estatus.”

Está claro que el dinero se requiere para poder sobrevivir y, para vivir una vida relajada, mejorada con ciertos complementos no indispensables pero deseables, que llamamos preferencias, caprichos o lujos.

Quienes no disponen de dinero suficiente, sufren, pasan trabajo y en ocasiones no logran afrontar con éxito temas de salud, de estudios, ni viven con la dignidad que todo ser humano debería vivir.

En cuanto a la percepción, mientras que algunos ven el dinero como una panacea que resolvería todos sus males, otros lo consideran el origen y base de todos los males y dramas humanos. Están los que le restan importancia y se conforman con un salario mensual o un botón de reconocimiento. Otros viven para la solidaridad y el servicio, y se enfocan en dar.  Y no dejemos de lado, a los que hacen cualquier cosa por obtener dinero, incluyendo robar, herir o matar.

Este siempre ha sido un tema polémico, del que han hablado filósofos, economistas, empresarios, académicos y motivadores. Unos tratando de ampliar la comprensión global del fenómeno productivo, otros ofreciendo reglas para crear riqueza y no falta quienes nos instan a atraer la riqueza energéticamente, con base en reglas cuánticas o rutas metafísicas.

Aunque resulta evidente que hay mucho dinero en manos de pocos y poco en manos de muchos, no me detendré a analizar aquí el asunto de la desigualdad social, que evidentemente la hay. Me enfocare en ayudar a los más interesados, a los que ya renunciaron a las excusas y están listos para pagar el precio requerido para mejorar su condición, pero tal vez no tiene muy claro qué hacer o por dónde empezar.

Tal vez lo primero que recomendaría es entender la importancia del dinero, como un bien de intercambio, para para adquirir alimentos, pagar alquileres, desarrollar negocios, vestirnos, divertirnos y, en general, para interactuar socialmente.

Lo segundo es dejar de pensar y hablar mal del dinero, pues no es posible trabar buena relación con aquello de lo que se reniega frecuentemente, ya sea una situación, una persona o una cosa.

Lo tercero es activar la motivación de ganar más dinero. Derrotar los prejuicios religiosos o culturales relacionados con la ambición, pues todos tenemos derecho a mejorar nuestras vidas, materialmente hablando. Las ideas de culpa o miedo asociadas con la producción de dinero, solo estorbaran al proceso de producir y de disfrutar de lo que se haya producido. Como ha dicho Wallace Wattles en su libro “La ciencia de hacerse rico: “El deseo de riqueza es realmente el deseo de una vida más rica, más llena y más abundante; y ese deseo es meritorio y digno.”

Lo cuarto es estudiar el tema del dinero, para entender cómo podemos ganar dinero. A decir de Robert Kiyosaky: como empleado, como profesional independiente o auto empelado, como empresario o como inversionista. Y debemos, asimismo, aprender todo lo posible sobre ventas, inversiones y mercadeo, relaciones, liderazgo, y comunicación. Son habilidades que pueden llevar a cualquiera a la cima.

Lo quinto es entender los dos pilares del dinero: la producción y la administración. Se produce, decía Anthony. Robbins, cuando encontramos un producto o servicio que mejore la vida de las personas y lo masificamos. Y en cuanto a la administración, necesitamos balancear el ahorro, la inversión y el gasto. Ahorrar más, invertir gradualmente de menor a mayor y gastar solo en lo necesario.

Lo sexto es entender la relación de las emociones con el dinero. Por una parte, en el sentido de la pasión necesaria para avanzar hacia lo que se desea. “Sin pasión no hay producción. Hay que querer lograr para poder lograr.” Y, en segundo término, pues las decisiones económicas deben pasar por el tamiz de la racionalidad, y en ocasiones debemos cotejar nuestra percepción, con las miradas frías de otros para tener una conclusión no distorsionada por el exceso de entusiasmo.

Y lo séptimo es trabajar duro y usar los recursos tecnológicos modernos para que sea un trabajo intenso y a la vez inteligente. Nada de sentarse a esperar pasivamente el buen destino. Como bien decía Benjamín Franklin: “La pereza camina tan despacio que la pobreza no tarda en alcanzarla.”

Apliquen estas recomendaciones, y tengan la seguridad de que su situación económica cambiará de manera notable. Gracias por leerme.

TIPS

EL CORAZON

El corazón late aproximadamente 100.000 veces al día. Además, fruto de su actividad cardiovascular, emite unos cinco litros de sangre por minuto. Este total implica 300 litros cada hora, 7.200 diarios y algo más de medio millón de litros anualmente.

MADRUGADORES Y FELICES

Las personas madrugadoras, que se despiertan de forma natural cuando sale el sol y se espabilan incluso antes de tomarse un café cada mañana, son estadísticamente más felices y se sienten más satisfechas con sus vidas que las demás personas.

Así lo reveló un reciente estudio de la Universidad de Toronto, publicado en la revista Emotion, basado en más de 700 adultos.

GENES Y MIGRAÑA

Los dolores de cabeza frecuentes e intensos, se han relacionado con varias cosas: desde un alto estrés, hasta la idea psicosomática de una fuerte necesidad de control de la propia vida o la represión sexual. Sin embargo, hay causas de tipo biológico que pueden figurar en esa ecuación. Resulta que existen al menos 6 genes relacionados con la migraña, cuatro de ellos (MEF2D, TGFBR2, PHACTR1 y ASTN2) fueron descubiertos recientemente por investigadores de la Universidad de Barcelona.

El VIEJO BOLSO FEMENINO

Hay evidencias de la existencia de un antiguo bolso de mujer que se fabricó en Mosul, Irak, por el año 1300 d.C. está hecho de latón y tiene incrustaciones de oro plata. Ha sido identificado como una pieza sobreviviente que refleja la huella histórica de lo que ahora conocemos como una cartera de mujer.

Aunque hubo antes el descubrimiento en Alemania, de una posible cartera, de unos 4.200 años este bolso, figura entre las piezas más representativas de este tipo de prendas tan características.

COACHING: Para solicitar sesiones de Coaching Personal o Profesional, contactar vía Whats app al +58 412 313 0762

A %d blogueros les gusta esto: