Pasajeros podrán viajar en cohete dentro de la tierra en 2022

Kennia Espinoza/ El Globo News

SpaceX, empresa privada encabezada por el multimillonario Elon Musk, ha marcado un punto de inflexión gracias a la presentación de un Sistema de Transporte Interplanetario conocido como BFR (Big F*cking Rocket), un modelo de cohete reutilizable que podrá recorrer el planeta y simplificar el tiempo de cualquier ruta aérea a menos de una hora.

El magnate señaló que el novedoso modelo de nave que se empleará para los viajes interplanetarios en 2022 también podrá ser utilizado como medio de transporte de alta velocidad dentro de la Tierra.

Musk indicó que un viaje de Nueva York a París (5837 km), que generalmente se demora 6 horas en avión, con el BFR tomaría tan solo 29 minutos. Por lo que un viaje de Caracas a Los Ángeles (5.820,56 km), vía cohete BFR, se demoraría lo mismo, por ejemplo.

Los nuevos vehículos BFR poseen un peso de 4.400 toneladas, con aproximadamente 106 metros de altura y 9 metros de diámetro. Están equipados con 31 motores Raptor, que les permite transportar hasta 100 tripulantes, con un impulso de despegue de 5.400 toneladas, y alcanzar velocidades de 27.000 km/h.

Los BFR no se encontrarán en los aeropuertos convencionales, sino que despegarán desde bases especiales dispuestas en el mar. La nave, al arribar a la estratósfera, desprenderá su cola (el cohete) que se devolverá a la Tierra y la cabina con los tripulantes continuará su viaje, como se aprecia en el video.

Para que puedan financiar el proyecto y este sea rentable, Spacex diseñó los nuevos cohetes BFR, no solo para que sean reutilizables (el Falcon 9 solo era 70-80% reutilizable), sino también le sustrajeron partes de modelos anteriores para poder reducir los costos de producción: de 42 motores en el cohete pasaron a 31, de 9 motores en la nave principal lo dimunuyeron a 6.

Además, Musk indicó que SpaceX focalizará todos sus recursos para la producción del BFR, el cual utilizarán en un futuro para todas sus misiones espaciales.

Elon Musk también es conocido fuera de las estaciones espaciales: es el cofundaror de empresas como PayPal, Tesla Motors, Hyperloop, SolarCity, The Boring Company y OpenAI. Además, su patrimonio neto aproximado ronda los 20,5 mil millones de US$, por lo que se posiciona entre las 100 personas más ricas del mundo en 2017, según Forbes.