PAZ POLÍTICA Y ECONOMÍA


Por Tomás Socías López
  • El panorama luce con una ligera mejoría y, como hemos dicho varias veces, el país sigue su curso y no se acaba con las elecciones

Después de los resultados de las elecciones del 21 de noviembre, debería venir una relativa paz política para el país y la economía, puesto que Venezuela debe seguir adelante y la gente se expresó.

La lectura de este proceso se puede hacer desde varias aristas, pero el principal mensaje enviado al Ejecutivo con el triunfo en 20 gobernaciones y más de 200 alcaldías es que gobiernen con los sectores productivos y que escuche a las cámaras gremiales que conocen los problemas y las soluciones y están organizadas en todo el país.

Otro mensaje de las elecciones es que los prejuicios ideológicos hacia los empresarios han dañado terriblemente el desarrollo del país.

Por ello, esta cierta paz que el país va a vivir, debería ser aprovechada por el presidente para anunciar varias medidas económicas que el país espera.

Y las primeras deberían ser: la reducción del encaje legal que multiplicaría el crédito, la entrega de las obras y servicios públicos a la gerencia privada y el establecimiento de un impuesto único municipal, entre otras.

El presidente Maduro estará más tranquilo sin las guarimbas ni la dureza de las sanciones, para tomar las decisiones económicas que el país espera.

Lo que viene

Para enero esperamos una ligera recuperación y activación de la economía que estaría presentándose por diversos elementos, como la eliminación del esquema 7×7, la vacunación de la población superior a 60% y una flexibilización en las políticas económicas de Estados Unidos.

A este cuadro se añaden tres elementos adicionales de activación económica.

El primero es la llegada de la tradicional época navideña con compras y aguinaldos diversos, una nueva inversión pública, aunque no muy abundante en ciudades y pueblos, derivado del relativo aumento de los ingresos del Estado para el último trimestre y el inicio del año escolar presencial que derivó en las compras escolares.

El otro elemento es la baja de la inflación que se viene registrando de menos de 8% en octubre, por primera vez en mucho tiempo. Esto ha dado espacio a cierta apertura económica que ha motivado un crecimiento de las ventas hasta el día de hoy.

Todo ello ha repercutido en un aumento de las ventas de 30% en centros comerciales, 20% en farmacias, 10% en supermercados y afines, 20% licores, 14% mercados libres, 20% del transporte privado y 10% del público, 10% en electrodomésticos.

El panorama luce con una ligera mejoría y, como hemos dicho varias veces, el país sigue su curso y no se acaba con las elecciones.

Nos toca a nosotros como ciudadanos seguir adelante, le toca al Ejecutivo tomar las medidas y a los empresarios de todos los sectores poner de su parte para sacar a flote la nación en la que vivimos todos.

Analista Económico y Político e Internacional.
Gmail, TsociasL@gmail.com -Twitter: @TsociasL
 Instagram, Facebook. Telegram y Linkedin: @tomassociasoficial
También en Instagram: @tomassocias