Portugal y Venezuela de nuevo víctimas del comunismo

El Globo News –

Por Manuel Corao – Analista Venezolano –

La  tierra lusitana que en tantos momentos han  sido sus connacionales  para Venezuela protagonistas y testigos en el desarrollo social y económico de Venezuela desde que arribaron a  la nación suramericana a partir del mil novecientos cuarenta y ocho, hoy de nuevo  son  actores involuntarios sus  custodios en frontera  de lamentables hechos.

La información que nos llega en la cual está involucrada negativamente las autoridades ibéricas es de lamentar y más aún cuando también se encuentran involucradas las autoridades aduanales de Venezuela junto al presidente encargado de la república Juan Guaidó y  un tío del mandatario como víctimas.

Ello aconteció cuando el primero arribó a  territorio venezolano proveniente de Portugal a través de la línea bandera Transporte aéreo  de Portugal-TAP- en compañía de su familiar Juan José Marques, mejor conocido como “Cheche” familiarmente, quien es el hermano menor de la progenitora  del jefe del estado.

Mediante subterfugio indebido una vez en territorio patrio, las autoridades aduanales proceden a detener al  “Cheche” Marques derivando en  mantenerlo a resguardo sin el debido conocimiento de quien lo acompañaba el presidente interino.

Aprovechan  catervas de asalto del servicio secreto local dentro de   la algarabía propiciada por ellos y  desaparecen del terminal de transporte y recepción de pasajeros  al supuesto indiciado en una suerte de secuestro.

No fue  sino hasta altas horas de la noche y luego de públicas protestas de sus familiares y allegados por su desaparición que reciben una llamada de  la víctima indicándoles que se encuentra en poder del servicio de Inteligencia bolivariano –SEBIN- y que será presentado  ante un juez al día siguiente donde en efecto  le imputaron los delitos.

En su presentación ante el juez provisorio  lo acusan de terrorista e intentar introducir explosivos as i como transportar en la misma unidad que lo llevó desde Lisboa, Portugal hasta Maiquetía, Venezuela, material altamente volátil el cual puso en riesgo el pasaje del vuelo TAP 173,   correspondiente   conforme reza el legajo acusador además de otras incidencias y posibles consecuencias  no menos grave.

 Diosdado Cabello segundo hombre al mando de la república políticamente hablando, comunista  de  fuerza armada, denuncia temerariamente que  el señor Marques portaba unidades de delicados líquidos llegando afirmar que eran posiblemente contentivos de un peligroso explosivo plástico conocido como C4.

Este material fue señalado por Cabello en su espacio  de televisión “Con el mazo dando” y  es el  mismo que supuestamente utilizaron los responsables en el atentado mortal  contra el fiscal Danilo Anderson, hecho  acaecido en la ciudad de Caracas el 18 de Noviembre del 2004.

 Una vez conocidas las primeras incidencias sobre la detención de”  Cheche” como se le conoce cariñosamente y en conocimiento  de las incidencias indicadas  sobre el vuelo que llevó al mandatario Juan Guaidó ; los mandos comisionados de la  custodia  del terminal y las unidades aéreas en Portugal  fijan posición sobre los señalamientos casi catalogándolos de irresponsables en sus iniciales manifestaciones .

Dichas empresas particulares garantes del manejo de los procedimientos de resguardo  incluyendo los equipos licenciados para tal fin adoptados mundialmente luego de 9-11, apelan a sus organizaciones  de supervisión  y exigen un informe  exhaustivo  de los pasos dados con motivo  del vuelo  173 de Tap Air Portugal.

Lo expuesto ante la justicia venezolana, sumado a las declaraciones  del señor Cabello perjudican notablemente a la línea razón por la cual deberán llegar hasta las últimas consecuencias para preservar el prestigio que por año se han ganado en el cada vez más  competido mercado de transporte de pasajeros.

El presidente encargado de la república Juan Guaido exige la libertad de Juan José Marques  por cuanto el recluido en los calabozos de la policía secreta venezolana es una víctima inocente.

Diosdado Cabello, las autoridades locales  que avalaron los hasta  ahora desconocidos informe s sobre existencia de material explosivo, armas y objetos sensibles se enfrentan al  poderoso mundo de la industria aeronáutica  la cual ha hecho de los regímenes de seguridad, ordenamientos y consecuente aplicación bajo las más modernas inventivas  lograr la seguridad individual del pasajero  y el  conjunto transportador.

Tales exigencias han obligado tal nivel de  eficiencia que trasbordan su aplicación al concepto unitario de control de calidad.

No creo que la industria se conformará con un simple: “Venezuela es soberana”.

Tendrán que dar muchas explicaciones ante organismo internacionales y sufrirán la clasificación de “Pasajeros no deseados” por el  daño causado a la industria en general, además de enfrentar un proceso legal por resarcimiento económico.

Algo muy importante de resaltar  es la multiplicidad de  querellas  ya que los perjudicados no son solo  los países, la empresa TAP;, también son quienes prestan sus valores y aportan equipos de ciencias aplicadas hoy en riesgo  de dudosa eficiencia por  actores   extraños al interés de la denominación comercial.

Con la actitud del gobernante  y patraña montada  por los funcionarios hacia el presidente Guaidó y su  allegado queda demostrada la incapacidad para gobernar que poseen los comunistas  y la urgencia  de aislarlos de las funciones del poder.

No es la primera vez que el gobierno personalista en Venezuela perjudica a los empresarios lusitanos, ya  en el 2016 les dejaron una deuda por 40 millones de euros en la adquisición de perniles para diciembre.

Ello con llevó a empresas de la carne a correr graves riesgos financieros en la península y otras a salir del mercado.

Urge sacar de las fauces del monstruo a “Cheche” el inocente  Juan José Marques. 

Juan Guaidó  es la esperanza por  una Venezuela  libre y un mundo con menos violadores de los derechos humanos.