Presidente de Perú califica de ‘golpe de Estado’ su posible destitución

Kennia Espinoza / El Globo

El presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski calificó este miércoles como un “golpe” de Estado la petición de destituirlo por sus lazos con la empresa brasileña Odebrecht, y dijo que defenderá su “capacidad moral” cuando haga sus descargos este jueves ante el Congreso.

“Defenderé mi capacidad moral” en la sesión en que el Congreso debe votar el pedido de destitución, dijo el mandatario peruano en un breve mensaje transmitido por radio y televisión, donde apareció escoltado por sus dos vicepresidentes, Martín Vizcarra y Mercedes Aráoz.

Kuczynski, consignó una acción de amparo ante el Poder Judicial para solicitar que se deje “sin efecto” el pedido de su destitución, que debatirá hoy el Congreso.

La acción de amparo, que fue presentada el pasado lunes por Kuczynski pero solo se conoció este miércoles, pidió a los tribunales que “se repongan las cosas al estado anterior de la violación de sus derechos constitucionales”, según indicó el Canal N de televisión.

En el documento, firmado por Kuczynski y el abogado José Palomino Manchego, el gobernante argumentó que “no fue citado en ningún momento” para que declare ante la comisión del Congreso que investiga el caso Lava Jato por un documento que envió la constructora brasileña Odebrecht sobre los supuestos pagos que hizo a una empresa del mandatario.

El presidente también reiteró en el documento que “nunca” recibió dinero de Odebrecht, ni participo en negociaciones y “menos” que “haya sido beneficiado de entregas de dinero”.

Miles de peruanos marcharon el miércoles en Lima en rechazo a la corrupción, horas antes de que el Congreso inicie el debate para decidir si lo destituye por mentir sobre sus lazos con Odebrecht.