PUTÍN Y MADURO, DOS MINÚSCULOS SERES QUE SE CREEN GRANDES (LA VANIDAD DEL MICROBIO)

Por Carlos Ramírez López
@CarlosRamirezL3 /

Horas aciagas éstas que vive la humanidad en las que pudiéramos estár cerca de una hecatombe nuclear por la estúpida pretensión de un pequeño hombrecito de agrandar a sangre y fuego el territorio ruso solo para satisfacer su desmedido ego. Un pequeñito hombre, con tan grandes ínfulas que para salir a la sala de su castillo tiene a unos soldaditos vestidos de gala que le abren unas gigantescas puertas de oro (no es solo que son de color dorado, es que SON de oro) por donde pasa caminando aun cuando muy probablemente él imagina que cual deidad lo que va es flotando, y se dirige a sentarse en una silla presidiendo una larguísima mesa donde ridículamente al otro extremo deben colocarse quienes con él, sumisamente y después de muchos ruegos, van a hablar.

Vanidad estúpida, absurda, que seguramente no le ha permitido advertir que no es mas que un microscópico ser, como lo somos todos al compararnos con la magnitud de un universo infinito lleno de estrellas, asteroides, planetas y de muchas otras galaxias y universos que en su dimensión todavía la ciencia no ha podido medir, cuantificar, ni desentrañar. Lo que sí se ha podido determinar es que entre esa infinitud este planeta tierra es del tamaño de un granito de arena, o quizás menos.

Ese inflado ego del minúsculo y engreído sujeto a quien el mundo repudia tiene a mano un botón nuclear, que ante el fracaso de sus pretensiones viene amenazando apretar para acabar con el planeta. Y, mientras tanto, aquí, en el otro extremo de este pequeñito mundo, en nuestro chiquitito país, otro microscópico ser está desatado también creyéndose grande, poderoso, martiriza y hace sufrir a tanta gente solo para eso, para creerse magno, supremo. Es la ridícula vanidad de un par de microbios.

EL RECHAZO INTERNACIONAL A NICOLÁS MADURO MOROS

Dos eventos en el campo internacional remarcan el rechazo que en el mundo mantiene Nicolás Maduro y su régimen. El uno es la ratificación en el Consejo de los Derechos Humanos de la ONU, el sub organismo allí creado dos años atrás para investigar denuncias sobre los crímenes horrendos que se vienen ejecutando en Venezuela, esto es la denominada Misión Internacional Independiente de Determinación de los Hechos sobre la República Bolivariana de Venezuela.

El otro evento consistió en la propuesta presentada en la OEA por unas islas del caribe cuyos gobiernos corruptos pagan con complicidad política el dinero y el petróleo que hacia allá drena la mafia que sojuzga a nuestro pueblo. Esa propuesta fue la de expulsar a la representación que allí le fue otorgada al gobierno interino desde el año 2019 y que quieren regresarla al régimen.

DETALLES

El mencionado organismo creado por el Consejo de Derechos Humanos ONU para investigar sobre la veracidad de los hechos delictivos del gobierno de Nicolás Maduro referidos a crímenes lesa humanidad, después de un largo período de investigaciones sobre el terreno produjo un demoledor informe en el cual corroboró las denuncias confirmando los hechos por los cuales se inició el proceso de investigación que en las manos del fiscal Karim Khan reforzará la acusación que ha de formalizarse contra los autores y cómplices de tales atrocidades.

El citado informe movilizó a dos fuerzas, una la que exige justicia, la otra la que busca impedirla. Fuerzas antagónicas que se mueven y luchan por sus objetivos en la ONU y en la OEA y que recientemente se han medido en sus respectivos escenarios. Esta confrontación ha tenido un primer resultado, un muy importante resultado.

COMO FUE LA VOTACIÓN EN LA ONU

En el Consejo de los Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas -ONU- los cómplices activos de la tiranía se plantearon liquidar a la Misión, decretar el cese de sus actividades de investigación. Este grupo lo lideraron los gobiernos de Bolivia, China, Cuba, Eritrea y Venezuela. Estos formalizaron la propuesta del cese de dichas actividades.

LOS CÓMPLICES PASIVOS

Convocada la sesión del Organismo para tomar decisión, un grupo de gobiernos que tienen actividades en común con el régimen no se atrevieron a presentarse abiertamente como sus socios y entonces optaron por la abstención, fueron México, Argentina, Armenia, Benín, Camerún, Costa de Marfil, Gabón, Honduras, India, Indonesia, Kazajistán, Libia, Malasia, Mauritania, Namibia, Nepal, Pakistán, Qatar, Senegal, Somalia, Sudán Emiratos Árabes y Uzbekistán.

LOS QUE CONDENAN AL RÉGIMEN HICIERON MAYORÍA

Por su parte, los países que se han hecho eco de las denuncias apoyaron las actividades de la Misión, respaldaron las investigaciones y plantearon su continuación impidiendo así el silenciamiento de los crímenes que siguen ejecutándose en Venezuela, fueron: Alemania, Brasil, Chequia, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Lituania, Luxemburgo, Montenegro, Países Bajos, Paraguay, Polonia, Reino Unido. Albania, Australia, Austria, Bélgica, Bulgaria, Canadá, Chile, Croacia, Dinamarca, Ecuador, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Georgia, Grecia, Guatemala, Irlanda, Islandia, Israel, Letonia, Liechtenstein, Malta, Portugal, Rumania, Suecia, Uruguay.

En total fueron 19 votos a favor, 5 en contra y 23 abstenciones.

EN LA OEA LOS CORRUPTOS GOBIERNOS DE LAS ISLITAS CARIBEÑAS

El otro escenario de la confrontación fue la Organización de Estados Americanos -OEA- organismo que ha sido un verdadero caballo de batalla en este tema, y que bajo la conducción de su presidente, el abogado uruguayo Luís Almagro, logró hilar una fuerte actividad de constatación de las denuncias mediante un trabajo que desarrolló una Comisión de Expertos la cual produjo un bien documentado informe que permitió llevar el caso a la Corte Penal Internacional, específicamente a la anterior fiscal Fatou Bensouda quien después de mucho trastabillar, y ante la abrumadora evidencia, casi a su salida del cargo emitió el auto de apertura de un procedimiento preliminar de constatación que quedó en manos de su sustituto el nuevo fiscal Karim Khan.

GOBIERNOS DE LAS ISLITAS CARIBEÑAS CÓMPLICES DE LOS CRÍMENES

En la OEA militan un conjunto de islitas del Caribe a las que desde los tiempos de Fidel Castro-Chávez fueron atraídas mediante dádivas para obtener a cambio su apoyo político pues estas minúsculas “naciones” y sus gobernantes corruptos han sido presa fácil para tales propósitos. Las han tenido comprometidas con beneficios económicos que institucionalizaron mediante un dispendioso programa de regalías petroleras que denominaron “Petro Caribe” enviándoles el crudo que producía PDVSA para ser pagado con altos descuentos y en cómodos y muy flexibles plazos que casi siempre terminaron en condonaciones de deudas, todo lo cual en puridad de verdad ha constituido complicidad penal con los robos a nuestra industria y así algún día habrá de ser juzgado.

El gobierno de Antigua y Barbuda fue el encargado de presentar en la OEA un proyecto de Resolución para devolver a Maduro la representación de Venezuela en el Organismo.

Pero no es que estos aprovechados mandatarios isleños se han limitado al apoyo político al régimen ilícito de Maduro, sino que les están sirviendo de cómplices en delitos para los cuales incluso otorgaron una falsa condición de diplomático a Alex Saab mucho antes de que lo hiciera Maduro.

En efecto, el primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne, en 2014 confirió autoridad diplomática al colombiano Alex Saab y le expidió documentos acreditándole tal condición con la cual se desplazó impunemente entre muchos lugares del mundo en sus actividades delictivas. Eso se mantuvo durante 5 años, hasta 2019 cuando se lo anularon por los escándalos que se sucedieron al respecto, y entonces el mandatario isleño se excusó diciendo que le había dado ese pasaporte diplomático a Saab porque “él tenía planes para levantar una industria en la isla para fabricar casas para llevar a Venezuela”. Por cierto, ese “proyecto” solo fue otro de los medios usados para robar y drenar a la isla millones de dólares a nuestro país. Esa es la gente que propuso expulsar de la OEA a Gustavo Tarre para poner allí de nuevo a Maduro a lo cual la mayoría se negó.

EL AEROPUERTO DE MADURO EN SAN VICENTE Y GRANADINAS

Aparte de que todos, absolutamente todos los gobiernos de las mencionadas islitas han recibido y siguen recibiendo dádivas venezolanas, Maduro mandó construir un aeropuerto en San Vicente y Granadinas totalmente financiado con nuestros dineros, la obra se denomina Arguile International Airport con capacidad para aviones muy grandes como Boeing 747–400 y para la cual contrataron a la empresa “Overseas Entering Construction Company” de Taiwán y fue inaugurado por él, por Nicolás Maduro Moros el 14 de abril de 2017. VER: https://maduradas.com/sepan-venezuela-habria-pagado-millones-de-dolares-para-construir-aeropuerto-a-san-vicente-y-las-granadinas/

¿Que cosas, que gentes pasan por ese aeropuerto?… Sería interesante saberlo. Por cierto, fue en este aeropuerto donde se produjo el intercambio de los prisioneros: los rehenes norteamericanos que devolvió Maduro por los Narco sobrinos que entregó Biden.

EL BANCO DE MADURO EN ANTIGUA Y BARBUDA

También han anunciado la creación de una multiplicidad de empresas, entre ella un resort hotelero “Simón Bolívar” -vaya insulto- y también un banco en Antigua y Barbuda con dineros venezolanos y lo publicitan como una herramienta “para el desarrollo de sector transporte de la isla”. https://youtu.be/PL7cDJm90HU

EL DESCARO DE LA CONDONACIÓN DE DEUDAS A LAS ISLAS CÓMPLICES

Obvio que el apoyo de los citados gobiernos isleños no es más que la comprobación de su complicidad con la élite corrupta que viene manejando el régimen venezolano y del cual en algún momento deberán responder. Es tan grosera esa actividad delictiva que casi de inmediato al acto por el cual el jefe del gobierno de Antigua y Barbuda consignó en la OEA la propuesta de regresar a Maduro la representación en el Organismo, públicamente pidió la condonación de las deudas que mantenía el conglomerado de esas islas con Venezuela lo cual seguidamente fue retribuido por éste como lo reseña la agencia EFE: “San Vicente y Granadinas recibirán 23.000 barriles de petróleo de Venezuela” y por si fuera poco también eufórico informó que Maduro les condonó deuda vencida de 70 millones de dólares por el suministro del crudo, y que haría lo mismo con las otras islas, y que también les financiaría construcción de viviendas .VER: https://es-us.finanzas.yahoo.com/noticias/san-vicente-granadinas-recibirá-23-171241517.html

LOS RESULTADOS DE LA CONSPIRACIÓN EN LA OEA

Finalmente, el pasado 8 de octubre fue rechazada la solicitud de Antigua y Barbuda de poner en el orden del día la propuesta de revocar la condición de representante de Venezuela a Gustavo Tarre Briceño designado por la Asamblea Nacional en 2019. A favor de esa fracasada intentona, además de las islitas parásitas, también votaron los gobiernos de Panamá, Perú, Argentina, Colombia, Bolivia , Chile y Honduras.

Las abstenciones en la citada votación fueron República Dominicana, Jamaica, Uruguay, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guyana, Haití e inexplicablemente Brasil.

En contra de la infame intentona votaron Estados Unidos, Canadá, Paraguay y Guatemala. La representación de México estuvo ausente, y también inexplicablemente ausente estuvo la representación que se quería expulsar, la de Gustavo Tarre por Venezuela quien ha debido estar allí y dar la pelea contra la infamia, perdió una oportunidad de oro para dar un discurso histórico.

Por lo pronto seguimos esperando por la justicia internacional, por el Fiscal de la Corte Penal Internacional, Karim Khan y por la magistrada de la Sala 1 de Cuestiones Preliminares María del Socorro Flores Liera.