República Dominicana: Futuro Promisor

Por: Leticia Reyes  //  El Globo News //

MIAMI. – Uno de los países latinoamericanos con mejor futuro es la República Dominicana, sus características naturales a lo largo y ancho  de su territorio lo proyectan como privilegiado, y por ende se vislumbra en pocos años mucho desarrollo, con evidente superación en todas sus áreas integrantes de la vida nacional. Con un progreso sostenido;  donde habrá una población satisfecha por los logros del país.

Sin embargo es imprescindible la convergencia de todos los sectores concontribuir con ese ansiado porvenir. Sin la influencia de la política o de supuestos líderes que solo buscan la participación de la ciudadanía para alcanzar sus objetivos muy particulares.

Por eso debe imponerse, sobre la preferencia partidista, el interés por la nación. Con la buena educación, instrucción y habilidades profesionales,  como condiciones esenciales  para integrarse por meritos propios a la  productividad del país; porque a través de los años se ha demostrado que la politización en cargos públicos y privados, resulta contraproducente para la eficacia y optimización de los servicios  que se prestan.

PARTICIPACIÓN DE LA POLÍTICA

Lamentablemente, los partidos han desvirtuado su esencia y su papel como rectores del sistema democrático. Porque ese estilo y forma de operar, hoy no son garantía de  mejoras y felicidad de la colectividad nacional. Solo son vehículos motivadores de pobreza y de estancamiento.

No se trata de ignorar a los partidos políticos, pero si es necesario ser más selectivos  y,  sin fanatismo a la hora de decidir o seleccionar, porque definitivamente debe prevalecer en cada uno de  sus miembros  la condición de servidores públicos.

Por lo tanto, si merma la “politiquería” y, se  conduce tomando en cuenta los intereses del país, se estaría asegurando los halagadores pronósticos de desarrollo que se pregona acerca de la República Dominicana.

EL TURISMO

Playa dominicana

Uno de sus atractivos que, respaldan su economía y proyección, es el turismo. Privilegiado por sus encantos natural que fascinan  al mundo. Por ello, entre otros aspectos, como la gastronomía, el deporte, su música y el deseo de superación de su gente, la  República Dominicana tiene garantizado: ‘un futuro promisor’.