Revela estudio: Uno de cada cuatro vacunados tiene efectos leves que duran un par de días

el Globo News/

REINO UNIDO. – Una de cada cuatro personas vacunadas con Pfizer o AstraZeneca experimentan efectos secundarios sistémicos que son leves, en especial dolor de cabeza y fatiga, los cuales llegan a su punto álgido en las 24 primeras horas y suelen durar entre uno y dos días.

Ese es el resultado de un estudio que analiza más de medio millón de vacunados en el Reino Unido con las dos dosis de Pfizer y la primera de AstraZeneca, realizado por el King’s College de Londres y que publicó la revista Lancet Infectious Diseases.

Efectos leves

El análisis destaca que se han reportado menos efectos secundarios en la población general tras recibir estas vacunas que los que se produjeron durante los ensayos clínicos.

Así, 25,4% indicó que habían sufrido uno o más efectos secundarios sistémicos y 66,2% informó de uno o más en el sitio del pinchazo.

El estudio también diferencia por tipo de vacuna: 13,5% comunicó efectos secundarios con la primera dosis de Pfizer; 22% tras la segunda de ese mismo preparado y 33,7% después del primer pinchazo con AstraZeneca.

Los efectos sistémicos incluyeron dolor de cabeza; fatiga; escalofríos y temblores; diarrea; fiebre, artralgia (dolor de articulaciones); mialgia y náuseas.

En el lugar de la inyección, fueron dolor; hinchazón; sensibilidad; enrojecimiento y picor; calor e inflamación de las glándulas axilares.

El efecto secundario sistémico más notificado fue el dolor de cabeza, que dijo haber tenido 7,8% después de la primera dosis de Pfizer; y 13,2% después de la segunda, así como 22,8% de las personas que recibieron la primera de AstraZeneca.

En cuanto a la fatiga, 8,4% y 14,4% de los participantes informaron de esta después de la primera y la segunda dosis de Pfizer, respectivamente; y 21,1% tras la de AstraZeneca.

El estudio destaca que quienes habían ya pasado el covid-19 eran tres veces más propensos a tener efectos secundarios después de recibir las dosis de Pfizer. En el caso de AstraZeneca eran casi dos veces más propensos. Fuente: El Nacional

Imagen externa cortesía