Samsung apuesta por una cámara todopoderosa para sus nuevos Galaxy S20

El Globo News/

LONDRES. – Para cualquier usuario el primer reclamo para renovar su móvil es encontrar otro que haga mejores fotos y permita ver los vídeos con mayor nitidez y sonido. Pero si tiene que gastarse 1.000 euros o más, seguramente exigirá que las mejoras sean muy considerables para decidirse a ir a la tienda. 

Samsung ha apostado todo precisamente a perfeccionar la cámara de su Galaxy S20, el nuevo terminal estrella con el que plantar cara al iPhone 11 para enseñorearse en el trono de los smartphones

Como es ya es costumbre, la marca asiática ha adelantado la presentación de su nuevo buque insignia dos semanas antes del comienzo de Mobile World Congress de Barcelona, España, que en esta edición viene marcado por la crisis del coronavirus.

En su presentación simultánea este martes en San Francisco y Londres, Samsung también ha querido lanzar su segundo móvil de pantalla plegable, el Galaxy Z Flip, tras el accidentado estreno de su primer modelo -el Galaxy Fold-, cuyas primeras unidades tuvieron que ser retiradas del mercado porque se rompían sus frágiles bisagras.

De paso, el fabricante líder mundial en venta de móviles aspira a popularizar el 5G, del que se compraron 6,7 millones de terminales el año pasado, un porcentaje todavía escaso si se comparan con los casi 300 millones de smartphones que vendió en total.

La gama Galaxy S20, que consta de tres dispositivos (S20, S20+ y el Galaxy S20 Ultra), con versiones en 4G y 5G, basa todo su potencial en una megacámara que lleva al extremo las funcionalidades en su modelo Ultra, el más exclusivo, con cuatro lentes, récord de mepapíxeles, zoom de hasta 100 aumentos y grabación de vídeo en 8K.

Funciones como la posibilidad de elegir entre fotografías y vídeos tomados a la vez con todas las cámaras y capacidad para captar fotos con poquísima luz gracias a una tecnología de agrupación de píxeles, ayudarán a explicar el alto precio de los dispositivos, desde 899 a 1.559 euros, según los modelos.

Foto cortesía