Samsung Galaxy S21 Ultra ofrece más rendimiento y un segundo teleobjetivo

elglobonews.com

A finales de 2020 Apple presentó el teléfono inteligente (smartphone) con el que pretendía encandilar a los usuarios que exigen lo mejor de lo mejor. Con el iPhone 12 Pro Max, su terminal más ambicioso, se subía al barco del 5G y sacaba pecho una vez más en el apartado fotográfico.

A comienzos de 2021 Samsung contraatacaba con su nuevo buque insignia: el Galaxy S21 Pro Max. El terminal, cuyo precio parte de los 1.259 euros y que también es compatible con las redes 5G, estrena diseño y procesador e incorpora un teleobjetivo más que su antecesor, el S20 Ultra.

En cuanto al diseño, el módulo de cámaras trasero mantiene su forma rectangular, pero se desplaza hacia los laterales. Así pasa a estar más integrado en el teléfono. Al igual que su antecesor, el S20 Ultra, es un teléfono grande, pesado y con un acabado elegante. Mide 16,5 centímetros de alto y 7,5 centímetros de ancho, tiene 8,9 milímetros de grosor y pesa 228 gramos. El agarre resulta bastante cómodo. Su trasera tiene una ligera curvatura en los laterales y un acabado mate en el que prácticamente no se quedan marcadas las huellas dactilares.

La pantalla, como no podía ser de otra forma con las dimensiones que tiene el terminal, también es grande —de 6,8 pulgadas— y tiene una pequeña curvatura a los lados. Se trata además de un panel Dynamic AMOLED 2X con una tasa de refresco adaptable que alcanza los 120 Hz.

La tasa de refresco hace referencia a la cantidad de veces que la pantalla se actualiza por segundo. Cuanto mayor sea, las animaciones se perciben de forma más realista y los desplazamientos entre diferentes pantallas o aplicaciones son más fluidos. El usuario puede escoger si desea utilizar una frecuencia de actualización de 60 Hz para prolongar la duración de la batería o si prefiere que la tasa se ajuste automáticamente y llegue hasta los 120 Hz.

El buque insignia de Samsung tiene un sensor principal de 108 megapíxeles, un gran angular de 12 megapíxeles y dos teleobjetivos de 10 megapíxeles cada uno. En este apartado, el terminal consigue imágenes realistas con un buen nivel de detalle, poco ruido y un rango dinámico destacable tanto de día como de noche.

Los Galaxy S21 estrenan el procesador más potente de Samsung hasta la fecha. El Exynos 2100, de cinco nanómetros, integra un módem 5G para el soporte de esta conectividad. Además, el S21 Ultra viene acompañado de 12 o 16 gigas de RAM y de 128, 256 o 512 de almacenamiento. Fuente El País

Foto externa cortesía