¿Se van Maduro y su gobierno?

Nelly Bustamante /

Elglobonews.com

MIAMI.- Cuando escuchamos decir “el Presidente debe irse”, sentimos que estamos haciendo una referencia incompleta de un anhelo que inquieta y desespera a los venezolanos, porque ese conjunto está conformado también por otros que atrapan fortunas y, muy “chorreaos”, luchan para continuar. Pero no, Maduro y su gobierno en pleno deben dejar la conducción del país.

Este doloroso capítulo en la historia de la República muestra la destrucción moral y física de un pueblo desconsolado que hoy grita al mundo clamando auxilio para la salvación del país. Deseo que, internamente, se ha tornado cuesta arriba como consecuencia de la división del país, con dos sectores de la población que se adversan, como enemigos acérrimos.

No obstante, hoy nace una esperanza y el pueblo comienza a organizarse con tendencia a la unidad para salir de ese gobierno “fabricante de miseria”, que cambió la vida de toda una nación.

Opinan venezolanos en Miami

Acerca de este tema de tanta importancia para la colonia venezolana, nuevamente El Globo News les presenta las opiniones de tres calificados residentes del “gran Miami”. Pedro Mena, reconocido dirigente de la oposición; Ernesto Ackerman, conocido activista y presidente de IVAC; y Juan Castro, exjuez titular de Caracas en materia Civil y Mercantil.

Pedro Mena: “No creo que pronto, eso no lo puede garantizar nadie, sin embargo las presiones internacionales y las propias de Estados Unidos y sus aliados pueden contribuir a acelerar los procesos internos que definitivamente quiebren el respaldo militar de Maduro. Ninguna opción puede ser descartada. La OEA reúne su Asamblea General en Colombia y desde allí puede ocurrir una mayor radicalización de su política hacia la dictadura”.

Ernesto Ackerman: “La presión de la administración del presidente Trump no ha bajado, por eso debemos tener confianza que al genocida de Maduro le queda poco. Es una situación muy crítica la que están viviendo los venezolanos. Ya no se aguanta la crisis”.

Juan Castro: “Siendo que Nicolás Maduro es un criminal ejerciendo la posición política más importante dentro de Venezuela, su salida no se producirá como efecto de medidas de presión política. Estas lo debilitan. Pero solo medidas policiales (anticriminales) lograrán su expulsión del poder y su posterior aprehensión”.