Tiempos de inversión en bienes raíces

El Globo News/

Julissa Pérez

BROWARD. – Cuatrienio tras cuatrienio. Década tras década. Siglo tras siglo. En tiempos de incertidumbre, comprar propiedades es la más lucrativa inversión.

Las oportunidades no necesariamente son aquellas que saldrán de nuevos proyectos dirigidos por desarrolladores, sino de inmuebles individuales que están en manos de propietarios. En especial aquellos que se ven precisados a transferirlas por motivos básicos: la incertidumbre de la fuente que le proporciona el pago de sus hipotecas y como resultado, el incremento del inventario de propiedades, lo cual a su vez reduce el valor de estos. Y ahí es como surge la oportunidad.

La triste y lamentable situación de una pandemia como el COVID-19, ha causado la pérdida de centenas de miles de empleos en los Estados Unidos. Y lo más probable es que un alto porcentaje de los impactados sean familias que viven alquiladas o pequeños empresarios que arriendan espacios comerciales. Por ende, los compromisos que pudieran haber asumido estos, definitivamente reflejaran mora indefinida. Lo que requerirá de eventuales desalojos y con ello, vacantes que impactarán el inventario.

Entonces, tomemos estos ejemplos. El primero es el que posee inmuebles como inversión, sean estos residenciales o comerciales, y para reducir el impacto de sus gastos, actualiza la incertidumbre del pago de sus inversiones y la reducción de su valor, alrededor de su nueva realidad. Siente que no quiere extender su inversión y opta por salir del mercado y cerrar sus ganancias. El otro es el microempresario, que ve que la sociedad y el mercado han impactado su manera de operar, y opta por trabajar desde casa. En ambos casos, la opción de mudarse hacia otras localidades en busca de mejores oportunidades de trabajo. Y esta el tercero. El que a pesar de que su única inversión es su casa, es decir, que no está alquilado, opta por reducir sus gastos, mudándose y colocando así sus propiedades en venta. Estas situaciones pueden hacer que los propietarios reduzcan los precios de venta por debajo del valor de mercado para acelerar su proceso.

Ahora, con tantas ofertas, ¿por dónde iniciamos?

Las viviendas como propiedad de inversión, además de ser fuentes vitales de supervivencia, las mismas les ofrecen grandes subsidios a los propietarios. Entre los beneficios están las ventajas fiscales, los pagos de hipotecas regularmente son menores a los de alquiler y finalmente, la valoración de los inmuebles siempre será estable. Por ejemplo, en lo fiscal, en ocasiones se permite la reducción de interés pagados en una hipoteca, sean reducidos de los impuestos anuales del propietario. Y así como los pagos de la hipoteca son generalmente más bajos que los de alquiler, el valor de la propiedad se aprecia, ya sea a corto o largo plazo. Genera equidad o aumenta el valor. En otras palabras, uno nunca puede salir mal al comprar un inmueble en dignas condiciones y a un precio justo. Aún más si es para habilitarla o para fines de alquiler y obtener un flujo de efectivo adicional.

A pesar de las advertencias de la gran cantidad de ofertas que se sumaran en el futuro, como fijamos al inicio de este escrito, ese escenario aún no ha llegado, aunque esta literalmente tocando la puerta, por lo que le advertimos a los vendedores que desean vender, pero están especulando demasiado, que esa ventana de ventaja está a punto de cerrar. A esos le recomendamos que, si están listos, este es el momento de obtener el mejor precio por su propiedad, ya que hay poco inventario y alta demanda. Estamos viendo múltiples ofertas en propiedades a buen precio, lo que hace que los compradores coloquen sus ofertas por encima del precio solicitado.

Muchos se sorprenden con la actividad que existe en el mercado de la vivienda debido al aumento del desempleo, los despidos o los empleados suspendidos, como citamos. Sin embargo, hay muchos que todavía trabajan activamente desde casa. Aquellos que trabajan desde su casa en su tiempo de inactividad están buscando propiedades mientras se comunican con sus prestamistas para obtener una aprobación previa para aprovechar las bajas tasas de interés.

La parte más importante de hacer una sabia inversión en el mercado de la vivienda es obtener conocimiento de lo que está sucediendo en su vecindario. La mejor manera es formar equipo con un grupo de profesionales que conocen el mercado y están bien actualizado ​​en el proceso de venta o compra de propiedades. Las personas clave son un consultor inmobiliario que le proporcionará un análisis de mercadeo de su vecindario y le proporcionará el precio más adecuado para vender su propiedad o realizar una compra inteligente. El otro miembro importante de su equipo es el prestamista de su elección que le hará saber cuánto puede pagar si está comprando. Luego, una selección de una buena compañía de títulos que gestionará todo el papeleo de la transacción de compra o venta. La recomendación es una compañía de títulos que incluye un abogado de bienes raíces, ya que este profesional revisará el contrato y se asegurará de que los términos funcionen para su mejor interés.

La autora es una dominico-americana residente y ejecutiva del Santos Group, especialistas de inversiones en inmuebles en el Sur de la Florida, Estados Unidos.

Foto cortesía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.