Trump extiende hasta el 30 de abril restricciones federales por coronavirus

El Globo News/

WASHINGTON. -El presidente Donald Trump anunció que las directrices federales para hacer frente al coronavirus se extenderán hasta el próximo 30 de abril pese a su insistencia en abrir el país antes de Pascua.

Trump reconoció también la gravedad del COVID-19 debido a rapidez con la que se propaga el virus, que ya llega a los 140,000 contagiados en el país, y la consiguiente dificultad para evitar nuevos contagios.

“El pico más alto de la curva de muertes [por COVID-19] llegará previsiblemente en dos semanas” a Estados Unidos, aseguró el presidente. Durante los últimos días Trump había insistido en “abrir los negocios del país” antes de Pascua (el domingo 12 de abril), justo el tiempo en el que ahora prevé que la curva de contagios alcance su punto máximo.

Fue por ello que el mandatario anunció la extensión “hasta el 30 de abril nuestras indicaciones para ralentizar el contagio. El martes, […] daremos al pueblo estadounidense un resumen con nuestros hallazgos datos de apoyo y estrategia”, trasladó el presidente a los periodistas reunidos en el jardín de las rosas de la Casa Blanca.

En una conferencia celebrada en esta ocasión desde el jardín de las rosas de la Casa Blanca – para “respetar el distanciamiento social”- y con un semblante aparentemente más serio, el mandatario estadounidense aprovechó también para hablar sobre las colaboraciones en logística de empresas de transporte mensajería a las que agradeció.

Trump volvió a agradecer el sacrificio de la nación apelando a la necesidad de que la mayoría de los estadounidenses se queden en casa y mantengan el distanciamiento social para evitar nuevos contagios y marcó una nueva línea en el horizonte. “Podemos esperar que para el 1 de junio estemos en la senda de la recuperación”, dijo un mucho más prudente Donald Trump.

Mucho más cómodo con las nuevas declaraciones del presidente, el doctor Anthony Fauci, máximo referente del Gobierno durante la crisis del coronavirus, estimó “completamente concebible” que un millón de personas en USA contraigan la enfermedad. Sin embargo, estimó que tanto la mitigación como la ampliación del periodo de “distanciamiento social” contribuirá a frenar esos números.

Foto cortesía