Unión Europea impuso sanciones contra Venezuela para “favorecer” el diálogo

El Globo

Los cancilleres de la Unión Europea adoptaron este lunes una serie de medidas, entre ellas un embargo de armas y un marco jurídico sobre futuras sanciones contra “responsables de graves violaciones de los derechos humanos”, con el objetivo de “favorecer” el diálogo en Venezuela.

Prohibió la venta de armas a Venezuela y trabaja en un sistema para congelar activos e imponer restricciones de viaje a algunos funcionarios venezolanos en un intento de aumentar la presión sobre el presidente del país, Nicolás Maduro.

Los ministros de Exteriores de la UE anunciaron las medidas en una reunión en Bruselas. El veto a las armas impedirá la comercialización de equipos militares que podrían usarse durante las manifestaciones. Las medidas podrían ser revocadas en función de la reacción de Maduro a la demanda de más democracia en el país, agregó el bloque en un comunicado.

El pasado jueves, Estados Unidos impuso sanciones financieras a otros 10 funcionarios venezolanos, actuales y pasados, por acusaciones de corrupción y abuso de poderes relacionados con la campaña de Maduro contra la oposición.

El Gobierno de la República de Venezuela rechazó  las sanciones impuestas por el Consejo de la Unión Europea contra el Gobierno nacional, por considerar que violan el derecho internacional y el respeto a la soberanía, establecidos en la Carta de las Naciones Unidas.

A través de un comunicado, las autoridades venezolanas exigen a la Unión Europea cesar en su injerencia en los asuntos internos del país y desmarcarse de la agenda belicista e intervencionista del Gobierno estadounidense.